lunes, 18 de septiembre de 2017



Esta semana la comienzo leyendo el último libro de la Serie Bermang, Silencios Inconfesables de Michael Hjorth, una serie que me ha enganchado este verano y cuyas tres entregas anteriores me he bebido de corrido.

También me acompañará La voz de los árboles de Tracy Chevalier, un libro que empiezo con muchas expectativas porque el libro anterior de la autora me cautivó por la forma en que estaba escrito. Ya os contaré.



Qué paséis una estupenda semana lectora!!!


viernes, 15 de septiembre de 2017

de Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt.


Título: Secretos imperfectos
Autores: Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt
Editorial: Planeta, 2016
Páginas: 528.

SINOPSIS.

Un joven de dieciséis años ha sido brutalmente asesinado. Un brillante equipo policial, dirigido por el experto criminólogo Torkel Höglund y el eminente psiquiatra criminal Sebastian Bergman, sigue la pista al asesino.

Todo son callejones sin salida y secretos por todas partes. Un misterio de difícil resolución y una trama adictiva hasta el insomnio. 

Prepárate para conocer a Sebastian Bergman.
Torturado y con una inteligencia fuera de serie.
Brusco, mujeriego, borde y autodestructivo,
pero brillante y totalmente adictivo:
Querrás saber más de él, conocerlo y acompañarle en su camino.

IMPRESIÓN PERSONAL.

Creo que ya he comentado en alguna ocasión que empatizar o que un personaje te guste más o menos no es motivo para que una novela me parezca mejor o peor, al menos en mi caso. Personajes malos malísimos como por ejemplo nuestro Augusto Ledesma, sociópata narcisista hasta el extremo que nos presenta Pérez Gellida, me parece uno de los eslabones imprescindibles para el éxito de sus novelas.

Estocolmo
En Secretos Imperfectos, estos autores de nombre impronunciable, nos presentan a un Sebastian Bermang inaguantable desde mi punto de vista. Me ha sacado de quicio casi toda la novela. Es más, aunque en ocasiones lo he compadecido por su situación personal y su trágico pasado, ese sentimiento se ha visto rápidamente olvidado por la ira y hasta la nausea que me ha provocado gran parte de su comportamiento y su filosofía de vida. Todo un señor psicólogo con una mente privilegiada, con un coeficiente intelectual que debe salirse del gráfico, pero egocéntrico, egoísta hasta el extremo, borde hasta las ganas de atizarle un guantazo cada vez que replica, machista y adicto al sexo interesado que trata a las mujeres como pañuelos de usar y tirar cuando él las necesita para paliar su lastimoso estado psicológico. En fin, un figura que por fuerza te tiene que llamar la atención y del que quieres saber más y más, aunque sólo sea por saber si al final alguien le mete la "guantá" que la mayoría de las veces se merece. Además de que es muy sencillo disfrutar a tope con tanto derrame de inteligencia a la hora de exponer sus teorías y de ver más allá de pruebas físicas policiales. En ese sentido, tengo que reconocer que en estos casos de análisis, Bermang ha sido toda una delicia. También me ha hecho sonreír alguna que otra vez, porque evidentemente su ironía y su sarcasmo no deja de ser original y aplastante.

Por otro lado, tener a este pedazo de personaje en un extremo, implica que junto a él o enfrente, ha de haber alguien que sea capaz de competir con él en muchas ocasiones, que le contrarrestre y que...lo aguante. Y el equipo de homicidios liderado por Torkel Höglund es un pedazo de equipo con el que no me importaría trabajar. Torkel, Úrsula, Billy y Vanja, junto con Sebastian, que se les une por interés propio, forman un equipo donde la información y el trabajo bien hecho fluye, donde se compensa la manera de ser de cada uno y donde cada uno aguanta a su manera las salidas del "tiesto" de Sebastian en pro del avance de la investigación que llevan.

Västerås
Si a estos personajes se les coloca en una trama llena de misterios, giros y secretos personales y sociales, nos encontramos con una lectura adictiva que no te deja indiferente. La he leído con avidez. Diría que con prisas no sólo por la trama sino porque también quería saber si alguien ponía en su sitio a Sebastian. Y Sebastian te sorprende cada paso que da aunque para darlo te haya cabreado diez veces por el camino.

De lectura muy sencilla, rápida y muy visual, he agradecido que los nombres propios, hasta de los lugares, se pudieran pronunciar mentalmente para memorizarlos, Secretos Imperfectos ha sido mi thriller del verano sin ninguna duda. Tanto es así que en muy poco tiempo me he leído las dos novelas siguientes y no creo que tarde en meterle mano a la cuarta. Estos autores saben perfectamente hacer unos finales que te hacen desear continuar con los acontecimientos que inician en ellos.

Nos os perdáis a Bermang!!!


miércoles, 13 de septiembre de 2017

de Daniél Sánchez Pardos.


Título: La dama del pozo
Autor: Daniel Sánchez Pardos
Editorial: Minotauro, 2017
Páginas: 448.

SINOPSIS.

1854. Barcelona. Una ciudad asfixiada por sus viejas murallas medievales, infestada de epidemias y supersticiones, en la que la muerte y el prodigio acechan bajo el arco de cualquier callejón.

Cuando el cadáver incorrupto de una doncella romana aparece al pie de un pozo cargado de leyendas, el miedo se apodera de la imaginación popular.

Octavio Reigosa, descreído inspector del Cuerpo de Vigilancia, será el encargado de investigar la serie de crímenes sangrientos y milagros imposibles que se suceden tras la aparición de la Dama del Pozo. Y para ello contará con la ayuda de Andreu Palafox, un joven cirujano de autómatas que esconde también su propio secreto imposible: el don involuntario (o tal vez la maldición) de ver el pasado.

IMPRESIÓN PERSONAL.

Seleccioné para leer esta novela por dos motivos principales. El primero, porque en 2015 leí G (la novela de Gaudí) de este mismo autor y me encantó y el segundo, porque tanto su portada y el hecho de que me llevara de nuevo a la Barcelona del siglo XIX, me atraía incluso más que la propia trama. Y no me he confundido al seleccionarla porque ha cumplido con todas mis expectativas y me gustado incluso más de lo que yo esperaba.

La editorial la define como un thriller gótico. No tengo muy claro que sea un thriller pero no me cabe duda de que sí tiene amplios y marcados tintes góticos, de terror gótico. El autor nos presenta una Barcelona en 1854 oscura y tétrica, enjaulada y constreñida aún por unas murallas que la Iglesia con sus amenazas de perdición eterna, quiere conservar a toda costa, incluso creando falsos milagros, moviendo cadáveres para que aparezcan donde interesa para crear miedo y pavor en una población llena de supersticiones. Una ciudad llena de inmundicias y de olores que echan para atrás a cualquiera que ande por sus calles, donde virus y bacterias conocidas y desconocidas campan a sus anchas de la mano de un espacio constreñido donde resulta imposible respirar salvo que te alejes de ella por mar. Daniel Sánchez nos dibuja una Barcelona encantadora y encantada, pero también peligrosa y temible en la oscuridad que encierra en cada esquina y limitada por unos hilos que se mueven en la noche sin que nunca se sepa a quien o quienes van a atrapar.

En este ambiente lleno de intereses y supersticiones, aparece una mujer enterrada en una cripta de un convento, aparentemente de época romana por las monedas que tapan sus ojos, incorrupta en apariencia y cercana a un pozo en el que las monjas aseguran haber escuchado desde siempre la voz de una mujer lamentarse. En los días siguientes, muertes dispares se suceden en Barcelona, y tanto el inspector Octavio Reigosa, poco dado a creer en lo sobrenatural, como su amigo Andreu Palafox, experto anatomista retirado por enfermedad, consideran que todas están relacionadas con la de La Dama del pozo. Ambos personajes, junto a Teresa Urbach, amiga de Palafox e hija de un industrial textil relevante de Barcelona, y Adela, la criada de Palafox, una joven resuelta, muy viva e inteligente, intentaran descubrir que es lo que está ocurriendo y que relación tienen todos esos acontecimientos y muertes con lo que en su día ocurrió a Andreu cuando perdió su trabajo como anatomista. Hay muchos personajes más, todos llenos de misterios, silencios y ocultaciones que dan a toda la trama un nivel de oscuridad tan alto como lo tiene la propia ciudad y lo que está ocurriendo en ella.

Junto a toda esta trama de investigación que se sucede a lo largo de toda la novela, la situación urbanística de la ciudad y los problemas que en este sentido se están generando, sobre todo, de tipo sanitario con una nueva epidemia de cólera, no dejan de sucederse revueltas populares de los trabajadores de las fábricas textiles. Se producen huelgas, incendios de talleres y maquinaria textil y de todos aquellos elementos que supongan una modernización de la industria que pueda llevar al paro a la gran masa de trabajadores que hoy ocupan este tipo de negocios. Precisamente, la posible demolición de las murallas permitiría que la ciudad se expandiera y que el sector de la construcción absorbiera mucha de la mano de obra que dejaría de necesitar la industria textil si se implementaran las nuevas maquinarias que ya están funcionando en otros países.

Me encanta como escribe este autor. Pareciera que con su forma de escribir, sin llegar a su extremo, estuvieras en la época en que acontecen los hechos. Ya lo hizo con Gaudí y lo ha vuelto a conseguir en esta nueva novela, una novela que me ha mantenido pegada a sus páginas de principio a fin y no sólo por querer saber el misterio que se escondía en toda esa sucesión de crímenes, sino por el simple gusto de disfrutar de esa Barcelona que el autor me muestra y por callejear por esos problemas, intrigas y misterios que la asolan. A veces, he rememorado también un libro leído recientemente como es el de Toni Hill, Los ángeles de hielo. Creo que he tenido sensaciones parecidas recorriendo Barcelona y el colegio-sanatorio cercano a la ciudad donde se desarrollan los hechos.

En resumen, creo que merece la pena acercarse a esta novela. Acercarse a esta Barcelona del siglo XIX ansiosa por romper su cinturón de piedra y convertirse en la ciudad que hoy conocemos, todo ello de la mano de unos personajes entrañables y llamativos.


lunes, 11 de septiembre de 2017



Metida de lleno ya en septiembre, esta semana comenzaré a leer un libro del que he leído muy buenas opiniones: Maldad de Tammy Cohen.

Cómo seguramente, terminaré también el libro tercero de la Serie Bermang, del que me quedan apenas unas cien páginas, quiero empezar a leer además La voz de los árboles de Tracy Chevalier.




SORTEOS.



Mª Ángeles del blog Bookeando con MªAngeles celebra la llegada del mes de septiembre con un pedazo de sorteo en su blog.







Aten@s porque Manuela del blog Entre mis libros y yo celebra sus cinco años de vida con una serie de sorteos que activan todas mis glándulas gustativas:
  1. Sorteo de dos ejemplares de Una columna de fuego de Ken Follet.
  2. Sorteo de un ejemplar de Celeste 65 de José C. Vales.
  3. Sorteo de Todos los días son los nuestros de Catalina Aguilar.
  4. Sorteo de dos libros: Me llamo Lucy Barton de Elisabeth Strout y Hoy aún estamos vivos de Emmanuelle Pirotte.


Qué paséis una buena semana!!!!


viernes, 8 de septiembre de 2017

de Benito Pérez Galdós.


Título: La corte de Carlos IV
Autor: Benito Pérez Galdós
Editorial: Alianza Editorial, 2008
Páginas: 224.

SINOPSIS.

Después de haber participado en 1805, con catorce años, en la batalla de Trafalgar, en la que la flota hispano-francesa fue batida por la inglesa, Gabriel de Araceli se encuentra dos años después, en 1807, en la villa y corte. 

Criado primero de una actriz y después de una aristócrata, resulta así testigo privilegiado de las intrigas y rivalidades que en la corte de Carlos IV enfrentan a partidarios y enemigos del favorito Godoy –el “Príncipe de la Paz”– como del príncipe Fernando, futuro Fernando VII. 

El malestar popular que fuerza la caída de Godoy y la abdicación del monarca tras el “motín de Aranjuez” en marzo de 1808 y la inmediata intervención francesa, preludio del levantamiento del 2 de mayo en Madrid y el comienzo de la Guerra de la Independencia.

IMPRESIÓN PERSONAL.

Ya comenté en mi anterior reseña de Trafalgar, el primero de los Episodios Nacionales de Benito Pérez Galdós, que me había sorprendido gratamente no encontrarme con unos clásicos que siempre pensé que me iban a aburrir no sólo por la forma en que pudieran estar escritos sino por lo que relataban, ya muy lejos del contexto actual. Sin embargo, me estoy encontrando con unas novelas muy amenas en su relato y la forma en que están escritas, muy críticas porque en muchas ocasiones se utiliza la ironía y el sarcasmo en boca de algunos de sus protagonistas al modo de Quevedo o de Valle Inclán y porque el personaje principal, Gabriel (Gabrielillo, en muchas ocasiones) nos va relatando la historia que directamente está viviendo en persona y con sus propios ojos, que no son otros ojos que los del propio Benito Pérez Galdós y toda su carga de realismo y crítica de la época que todos conocemos.

En esta segunda entrega, nos encontramos a Gabriel tras la batalla de Trafalgar, como criado de una actriz de la época, Pepita González, La González, que trabaja en el Teatro del Principe. Es realmente curioso constatar como, incluso en el teatro, en España se forman bandos contrarios que se odian a muerte y se perjudican todo lo que pueden a base de todas las triquiñuelas que la imaginación les trae a la mente sin tolerarse en ningún momento. Y, como siempre en este país, mientras mas torpe y más lerdo, mejores augurios tiene un grupo frente a otro.

Placa en Badajoz
La trama se desarrolla en los momentos previos a la invasión napoleónica de España y a la posterior Guerra de Independencia, una época llena de intrigas palaciegas en las que se conspira contra Manuel Godoy y los Reyes, Carlos IV y Maria Luisa, por una lado, y se comienza a apoyar al hijo traidor, Fernando VII. Gabriel pasa de ser criado de La González a ser una especie de peón de Amaranta, una duquesa que vive en la Corte y es firme partidaria de los Reyes y de Godoy, mientras que su eterna enemiga, Lesbia, condesa, defiende los intereses del Principe de Asturias en contra de sus padres.

En este enredo de intereses y algunos amoríos se desarrolla el momento de la vida de Gabriel, que sueña con que al estar en la Corte con Amaranta, en El Escorial, consiga un puesto de mayor altura, tal y como el piensa que se merece. Para compensar este "cuento de la lechera" que tiene siempre en la cabeza, mantiene una dulce amistad, mezclada con devoción con Inés, una costurera del pueblo llano que vive con su tío, un clérigo que vive a la espera de que su paisano Godoy le ofrezca un puesto digno de su saber y su devoción, y con su madre. Seguramente, es Inés la única persona de toda la novela que tiene los "pies en el suelo" y que procura contrapesar los sueños de grandeza que tiene su amigo para poder orientar con coherencia sus acciones.

Por fortuna, a pesar de vivir entre tantas intrigas y traiciones, Gabriel opta por la lealtad por encima de todas las cosas a pesar de ser tentado en múltiples ocasiones por personas pudientes e interesadas en sus servicios de espionaje. Alrededor de él acontecen hechos históricos que desembocarán en una invasión del país por tropas francesas y en sucesos que traen revueltas y sangre a las calles de nuestras ciudades más relevantes, como se verá en Episodios posteriores relatados por Galdós.

Si Trafalgar ya me pareció una novela amena a pesar del propio hecho bélico de narrar una batalla, esta segunda entrega de los Episodios Nacionales me ha resultado aún más entretenida y más divertida, ya que los apelativos que se utilizan tanto en el mundillo del teatro como en la Corte entre personas supuestamente "leidas" son "muy españoles", muchos de ellos usados también en la actualidad ante los múltiples casos de corrupción que tenemos en nuestro país. Muestra de que no hemos cambiado tanto como algunos puedan pensar. Quizás sea una cuestión de genética 😉


miércoles, 6 de septiembre de 2017

de Elia Barceló.


Título: El color del silencio
Autora: Elia Barceló
Editorial: Roca, 2017
Páginas: 461

SINOPSIS.

16 de julio de 1936, Islas Canarias. Un asesinato desencadena el golpe de Estado de Franco y el inicio de la Guerra Civil española.

20 de julio de 1969, Rabat, Marruecos. Una familia celebra el aterrizaje en la Luna en el jardín de una antigua mansión. Un asesinato tendrá lugar esa misma noche, destrozando el destino de la familia.

Madrid, época actual. Helena Guerrero es una artista de renombre internacional, conocida por las sombras que invaden sus cuadros y que, aparentemente, reflejan un misterio de su pasado que nadie ha sabido nunca explicar. Ahora, después de muchos años viviendo en el extranjero, en Adelaida, Australia, tres sucesos conspiran para traerla de vuelta a Madrid, tres episodios que reconfigurarán su pasado y su futuro: una terapia psicológica llamada «constelación», una boda en su familia y un correo electrónico de su distanciado cuñado le darán las pistas para descubrir qué sucedió realmente con su hermana Alicia, en 1969.  Junto con Carlos, su pareja actual, Helena irá en búsqueda de respuestas a las terribles preguntas que la han acechado durante toda su vida. Viajará a Rabat, a la antigua mansión de su familia, La Mora, y se adentrará de nuevo en los frondosos jardines que han resguardado, durante años, con recelo, un oscuro y silencioso secreto familiar, el mismo secreto que parecía hablar, desde hace mucho tiempo, a través del color y de las sombras de sus cuadros.

IMPRESIÓN PERSONAL.

En este mundo, ser una mujer fuerte e independiente la mayoría de las veces significa ser una mujer impasible, aquella que aparenta que ni siente ni padece, que no llora (como los hombres duros). Ser una mujer fuerte e independiente, muchas veces significa parecerse a lo que están condenados la mayoría de los hombres a ser: insensibles, valientes e invencibles. Pero no es cierto. Cuando una llega a casa, se derrumba la fachada y se harta de llorar hasta saciar aquello que duele o emociona. O duerme mal porque no puede quitarse de la cabeza aquello que inquieta y que se esconde, muchas veces durante años. Esa es la realidad de muchas mujeres, sobre todo independientes, en un mundo laboral que les impide ser mujeres y les exige parecerse a los hombres, ser depredadoras e insensibles, fuertes mentalmente e intocables. ¿Para que mostrar debilidades? ¿para que mostrar aquello que preocupa? y, mucho menos ¿para que compartirlo con alguien? Todo eso te debilita y te descubre como si no tuvieras armas con que defenderte. Como si la vida fuera una eterna defensa!!!!

Hasta el día en que asiste a un grupo de terapia llamado constelación en la ciudad australiana en la que reside y a la que huyó hace años, Helena Guerrero, una famosa pintora española, no siente todo lo que le afecta y ha afectado a su vida lo que pasó en su familia en los años 60 con el asesinato de su hermana Alicia en Marruecos. Una familia aparentemente feliz, que lo tiene todo en años difíciles, que disfruta en Marruecos de increíbles privilegios por la posición del padre, de repente se desintegra tras la muerte de Alicia y se separa de forma irreversible, como si todos fueran culpables de esa muerte aunque el asesino fue juzgado en su día. Desde entonces, Helena, tras huir a Australia, ha sido eso, una mujer dura, impasible e insensible que triunfa con sus cuadros y las sombras que en ellos aparecen siempre, las sombras de su pasado, las sombras que la acompañan durante toda su vida. Me ha encantado el personaje seguramente porque en ciertos momentos y situaciones me he identificado con él y he sufrido con él sus silencios y sus miedos, pero también me han hecho sonreír sus ironías y sus sarcasmos y me ha dolido como a ella el pasado, lo que fue y ya no puede rectificar, lo que haría ahora y ya es tarde, sus errores y esa tranquilidad que entra cuando una va descubriendo la verdad real frente a "su verdad" percibida cuando sólo era una niña o una jovencita inexperta. Palabras dichas por su madre sin pensar, escuchadas fuera de contexto sin saber, dolor que dura toda una vida difícil de sanar porque no hay nada que duela más que una madre y finalmente, la cura, aunque sea a destiempo.

Junto a esta Helena, que lo llena todo, otros personajes han llamado mi atención, aunque todos forman parte de esa gran constelación que es la vida de la artista. En especial, me ha gustado muchísimo Carlos, ese compañero de viaje que la quiere incondicionalmente, aunque para Helena es difícil aceptar que alguien la quiera. Leal, constante y totalmente convencido de que Helena debe conocer toda la verdad sobre su pasado para seguir avanzando en paz. Sus padres, Gregorio Guerrero y Blanca, su hermana Alicia y su cuñado Jean Paul en el pasado y su hijos y sus nietos en el presente, todo un elenco de personajes que junto a otros secundarios, algunos personajes reales propios de la época prefranquista y de la posguerra civil que aparecen a medida que se nos van desvelando acontecimientos del pasado de la familia Guerrero y de la época.

La trama es triple, desarrollada en tres épocas diferentes hasta que Helena y Carlos consiguen montar el tremendo puzzle que constituye toda una vida familiar donde los secretos han marcado la convivencia y a todos y cada uno de sus miembros hasta el presente. Alternando las tres épocas no sólo iremos desentrañando la vida familiar de Helena y los suyos, sino que además la autora con gran maestría nos va llevando por los meses y días previos al golpe de estado militar del 18 de julio de 1936, en el que el padre de Helena tomó parte por ser militar convencido y a la época de 1969 en Marruecos, donde asesinan a Alicia Guerrero. Un Marruecos convulso que vive revueltas en muchas de sus ciudades hasta la suspensión de la Constitución por el monarca.

Por otra parte, la ambientación de la novela, sobre todo, la parte que se desarrolla en Marruecos es de una belleza tal que una desearía estar y vivir en La Mora, la casa familiar que Gregorio y Blanca Santacruz reconstruyen en Rabat. ¿Cómo no enamorase de una casa así? ¿de unos jardines que embelesan y unas aguas que te adormecen con su música? Elia Barceló nos hace sentir Marruecos tal y como ella lo ve y lo siente y una acaba comprendiendo muchas de las acciones de algunos de los personajes sólo con tal de mantenerse en La Mora. ¿Quien quisiera abandonarla nunca?

No se puede resumir esta novela. Hay que leerla. Es una delicia que lo tiene todo. Tiene unos personajes dignos de recordar, complejos pero completos; una historia donde se entrelaza perfectamente la historia de nuestro país, la historia de una familia y el misterio que une a estas dos historias; y una ambientación que te hace soñar con Marruecos, con poder disfrutar algún día de unos momentos en un lugar como La Mora. No hace falta que os diga que me ha encantado esta novela y que, sin duda, es una de mis mejores lecturas del año. No os la perdáis!!!!


lunes, 4 de septiembre de 2017



Esta semana continuo leyendo Caraval de Stephanie Gardber, un libro de fantasía que me está gustando mucho. También he comenzado a leer el tercer libro de la serie Bermang, Muertos prescindibles de Michael Hjorth y Hans Rosenfe, una serie que he comenzado hace un par de semanas y que me tiene totalmente absorbida.





Me incorporo a trabajar hoy mismo así que no sé con cuanto tiempo contaré para dedicar a la lectura, aunque me temo que no será mucho si continúa la tónica general del año. Llegaremos hasta donde podamos 😉

Qué paséis una estupenda semana!!!


domingo, 3 de septiembre de 2017



Como todos los años, Agosto sigue siendo mi mejor mes lector. Evidentemente, está claro que el factor tiempo es lo que influye en mis ritmos y el mes de vacaciones, incluso con viaje de por medio, es el mes que más tiempo tengo para dedicar a leer.

LIBROS LEÍDOS.
  • Latidos de Franck Thilliez.
  • No volveré a tener miedo de Pablo Rivero.
  • El 19 de marzo y el 2 de mayo de Benito Pérez Galdós.
  • La dama del pozo de Daniel Sánchez Pardo.
  • Secretos imperfectos de Michael Hjorth | Hans Rosenfeldt
  • Cañas y barro de Vicente Blasco Ibañez.
  • El color del silencio de Elia Barceló.
  • El laberinto del hindú de José Vicente Alfaro.
  • Crímenes duplicados de Michael Hjorth | Hans Rosenfeldt.


SEGUIMIENTO DE RETOS.


  • RETO GENÉRICO: 34/40.
  • RETO 25 ESPAÑOLES: 29/25. CUMPLIDO.
  • RETO SABUESOS: 14 sabuesos. Tres más.
  • RETO SAGAS FAMILIARES: 11/10. CUMPLIDO.
  • RETO NOS GUSTAN LOS CLÁSICOS: 6/5. CUMPLIDO.
  • RETO DE LA A A LA Z: 17/24 letras y 1 especial.
  • RETO LEYENDO EN EL TIEMPO: 8/10 décadas.
  • MIS PENDIENTES: Dos libros de la estantería antes de 2017.

  • PREVISIÓN DE LECTURAS SEPTIEMBRE.

    • Caraval de Stephanie Garber.
    • Muertos prescindibles de Michael Hjorth/Hans Rosenfe.
    • Sin compromisos de Lisa Gardner.
    • It de Stephen King.
    • El color de la maldad de Armando Rodera.
    • El Angel de Sandrone Dazieri.
    • La perla negra de Claudia Casanova.

    Qué paséis un buen mes!!!



    miércoles, 30 de agosto de 2017

    Desde luego, cómo nos va la marcha!!! No terminamos una cuando ya nos están/estamos metiendo en otra. De nuevo, en septiembre vuelvo a apuntarme al Mes Temático que organiza el blog Libros que hay que leer dedicado a las lecturas que tienen que ver con algún episodio bélico bien sea porque se desarrolla en años de guerra, bien porque lo que sucede tiene que ver con alguna de ellas. Y como son pocas las guerras que ha sucedido, pues creo que algo tendré en mis estanterías para darle una salida digna. Seguro que tengo más de un libro rezagado y olvidado que compré y que aún no leí.




    Así que en septiembre, algún libro belicoso leeré ¿y vosotr@s?


    martes, 29 de agosto de 2017

    de José Vicente Alfaro.


    Título: El laberinto del hindú
    Autor: José Vicente Alfaro
    Editorial: Autopublicada en Amazon, 2017.
    Páginas: 328.

    SINOPSIS.

    La antigua India… Siglo V de nuestra era.

    La dinastía Gupta gobierna sobre la civilización más avanzada del mundo en aquella época, teniendo en cuenta que el Imperio romano se encontraba ya en plena decadencia y que China atravesaba un momento difícil. Su soberano, el emperador Kumaragupta, debía garantizar la seguridad de su pueblo frente a los ataques externos, a la vez que se enfrentaba a los demonios internos que atormentaban su propia existencia.

    Al mismo tiempo, dos niños sin pasado llegan a la capital del imperio obsesionados con una idea que solo ellos conocen. Madhuk y Sarasvati son hermanos, carecen de estudios y no poseen ninguna pertenencia. Con todo, estarán dispuestos a hacer lo que sea para sobrevivir.

    Sumérgete en una historia repleta de aventuras e intrigas palaciegas, donde la sociedad se organizaba en torno a un rígido sistema de castas y al dictado de los Vedas, que condicionaban por completo el discurrir del pensamiento hindú.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    Uno de mis libros favoritos se desarrolla en la India. Se llama Shantaram y es de esos libros que compré de pasada en un aeropuerto cuando aún no se tenía en cuenta el peso de las maletas y mochilas, porque es un buen tocho. Desde que leí este libro me han gustado todos los libros que he leído ambientados en este país. Una cultura milenaria, excesivamente clasista y tremendamente desigualitaria, pero apasionante y con una lógica, que aunque no la comparto, no deja de ser curiosa y bien estructurada para mantener a los que detentan el poder.

    El nuevo libro de José Vicente Alfaro está ambientado en esta cultura imperial india, una cultura que allá por el siglo V era una de las culturas más avanzadas del mundo, en pleno apogeo no sólo en potencia militar y organizativa, sino también en el ámbito de las ciencias y las artes. Una sociedad basada en castas donde tu puesto en ella lo determina tu nacimiento y donde la religión hindú no hace otra cosa que perpetuar esta desigual distribución del poder y la riqueza hasta extremos inimaginables para culturas occidentales como la nuestra.

    Si por algo me ha gustado mucho este libro es precisamente por esa ambientación en el ámbito de la cultura hindú, su manera de entender el mundo, su manera de distribuir el trabajo entre castas, su concepción del mundo terrenal y la transformación que esperan los seguidores de la religión hindú en otras vidas, una manera bien arbitrada de mantener el status quo durante años y años. Y también me ha gustado la definición de otras opciones vitales como las que nos presenta en torno a la religión budista o la que mantienen las tribus indígenas de la India que habitaban los lugares más recónditos de la selva.

    Para mostrarnos todo esto, el autor utiliza dos historias paralelas: una protagonizada por los hermanos Madhuk y Sarasvati, que juntos o separados, entran y salen de la trama protagonizada por la familia imperial liderada por Kumaragupta. Dos tramas entrelazadas entre sí que al final, evidentemente, convergen. Son dos escenarios diferentes pero la verdad es que no puedo decir si me ha gustado más uno que otro. El de Palacio, muestra muy bien las intrigas que acontecen en muchas familias reales donde se producen envidias, rivalidades entre hermanos. En este caso también, rivalidades entre mujeres debido al hecho cultural de que en la cultura hindú se pueden tener varias mujeres y un harén de concubinas en paralelo por lo que la rivalidad entre ellas se suele manifestar muy bien en el libro. Pero hay también rivalidad entre consejeros reales, líderes religiosos y demás sirvientes que tienen alguna capacidad de influencia sobre el poder absoluto del emperador. Por otro lado, los escenarios que nos muestra la trama protagonizada por los dos hermanos son escenarios que tienen más que ver con la vida del pueblo llano, del pueblo real que vive al margen de las intrigas palaciegas y que se dedica a tareas tan variopintas como recogedor de cadáveres y quien luego los quema en el crematorio de la ciudad, uno de los trabajos más bajos de la escala social, a escritores y pensadores que desarrollan su labor enseñando a título particular o en las mejores universidades de la India. Entre medias, meretrices que regentan burdeles de lujo, tenderos que venden sus productos en las calles, artistas ambulantes que recorren las ciudades exponiendo sus habilidades o poetas que recitan sus propias poesías. También el autor nos lleva a lo largo de la historia a la selva donde los indígenas viven en lo que denominan el reino de los sakas, un pueblo de costumbres sencillas donde todos los ciudadanos son iguales y no existen castas ni religión que provoque esas desigualdades que existen fuera de allí.

    Finalmente, mencionar que me han gustado mucho los personajes que nos propone Alfaro. Están bien definidos para el papel que cumplen, incluso aquellos que esconden secretos cruciales para la historia o aquellos que aparecen en escasas ocasiones para enlazar y terminar de hilvanar bien la historia y su desenlace. Precisamente éste último es el que me ha quedado algo "cojo". Me hubiera gustado que la novela avanzara más sobre los acontecimientos de un futuro inmediato pero supongo que el autor nos lo deja a la imaginación o es que piensa continuar la historia en otro momento, pero he tenido la sensación de que se precipita mucho la historia al final. Pasan muchas cosas y todas muy rápidas.

    En conclusión, como en novelas anteriores, visitar otra cultura, otras tierras y otros tiempos de la mano de José Vicente Alfaro ha sido muy instructivo, apasionante y, desde luego, muy entretenido. Admiro la labor de documentación que realiza el autor cada vez que ingenia una historia, historias sencillas, cercanas y viables en mundos remotos que nos acerca con gran sencillez.


    lunes, 28 de agosto de 2017



    Bueno, pues ya estoy de vuelta de mi paréntesis vacacional, un paréntesis cortito pero muy intenso en lugares y actividades que me han dado a conocer espacios que aún tenía pendientes y que me han resultado apasionantes, bellos y mucho más fresquitos que lo que se estila por este sofocante sur.

    Esta semana me encuentro leyendo el segundo libro de la Serie Bermang, Crímenes Duplicados de Hans Rosenfeldt y Michael Hjorth. Durante mi viaje, he leído el primer libro de la Serie y la verdad es que me ha encantado, así que no me lo he pensado mucho a la hora de seguir la serie.



    También comenzaré a leer Caraval de Stephanie Garber, un libro al que le tengo muchas ganas desde que se publicó y que aún no me dio tiempo a meterle mano.

    Qué paséis una estupenda semana!!!


    martes, 15 de agosto de 2017

    de Franck Thilliez.


    Título: Latidos.
    Autor: Franck Thilliez
    Editorial: Planeta, 2017.
    Páginas: 624.

    SINOPSIS.

    Camille Thibault es una joven policía que sufre de horribles pesadillas desde que recibió un trasplante de corazón años atrás. En ellas aparece siempre la misma joven pidiéndole ayuda de forma desesperada. Cuando su nuevo corazón empieza a dar signos de rechazo, Camille tendrá una única obsesión: encontrar a su donante y descubrir su pasado. 

    Mientras, el investigador de la policía de París Franck Sharko deberá hacer frente al caso más difícil de su carrera: la muerte de doce jóvenes y la conexión con una mujer que reaparece, ciega, tras pasar mucho tiempo bajo tierra. Pero algo extraño sucede: a cada pista sobre la investigación que Sharko persigue, una mujer policía se le adelanta… 

    Se llama Camille, es policía y vive con el corazón de un asesino.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    Mi madre se estuvo dializando durante trece largos y benditos años. Teníamos la máquina de diálisis en casa y mi padre y yo aprendimos a hacerle la diálisis tres veces a la semana. Tres días a la semana durante cuatro horas cada día y una post-diálisis llena de malestar y escasa fuerza vital. Siempre he pensado que era un milagro ver circular la sangre de su cuerpo a través de los filtros y que ésta retornara limpia y pura y le permitiera vivir un día más. Pero también hemos vivido esa espera, esa espera que nunca dejo de serlo porque nunca la llamaron, nunca hubo un riñón para ella que la liberara de esas citas semanales. 

    La novela que hoy os traigo conlleva en uno de sus hilos argumentales el problema de la falta de suficientes órganos para trasplante, esos órganos que una vez que no se necesitan para la vida de una determinada persona, pueden salvar la vida de otra. Latidos establece ese problema y nos plantea ese dilema moral del qué harías tu si estuvieras entre la vida y la muerte, tuvieras los recursos suficientes y con ello pudieras salvarte. A mi no me cabe ninguna duda de que sin ser hechos reales lo que la novela plantea, sí existe ese comercio de órganos, esa compraventa voluntaria y, peor aún, ese robo forzado a costa de vidas inocentes cuya desaparición no llama la atención de nadie. Realmente, resulta aterrador ir siguiendo el relato que nos plantea Thilliez en este aspecto de la novela. Por mucho que puedas ponerte en el lugar de los enfermos, no puedes evitar ponerte en el lugar de las víctimas, que ajenas a estas redes y mafias, llegan a distintos países pensando que van a obtener un futuro mejor que el que les esperaba en su país de origen.

    Cómo en otros libros del autor, esta trama se entremezcla con varias subtramas que de entrada nada tienen que ver ni en tiempos ni en temáticas. Si no ya me diréis que relación puede haber entre los trasplantes de órganos en Francia, la dictadura de Videla en Argentina o el caso de los bebés robados en la dictadura franquista en España. Eso es lo primero que uno piensa cuando empieza a encontrarse con los temas: ¡¡ Qué gazpacho!! ¿cómo va hilvanar el autor todo esto? ¿cómo va a relacionar personajes tan dispares? 

    Pero tranquilos, estamos leyendo a Thilliez, un mago de la novela negra, un mago que poco a poco a fuerza de abrir y cerrar la boca de continuo te va guiando por una camino que, sin dejar de ser sorprendente, queda perfectamente claro, coherente y bien hilado. Me encanta esta manera de tejer del autor y, en esta ocasión, me ha gustado hasta más porque toda la parte científica que suele acompañar sus novelas la he seguido muy bien, sin perderme en ningún momento. O era más sencilla que en otras entregas o yo esta vez estaba mucho más cerca de la temática que se tocaba por cuestiones familiares y de aprendizaje propio. Sin embargo, también es cierto que el autor se salta algunos procedimientos policiales de obligado cumplimiento, sobre todo, cuando la policía actúa en un país que no es el suyo. 

    Por otro lado, me ha encantado reencontrarme con Sharko y con Hennebelle, dos personajes que a fuerza de experiencias de todo tipo en novelas anteriores, los encontramos en esta ocasión mucho más humanos, más conscientes de lo efímera que es la felicidad y mucho más contenidos a la hora de arriesgar sus vidas. Junto a ellos, conoceremos a Camille, la gendarme trasplantada, que va investigando en paralelo a la policía criminal, hasta que ambas investigaciones confluyen, y profundizaremos en el personaje de Nicolás Bellanger, que es el que yo creo que en esta ocasión tiene mucha más fuerza, más capacidad de resolución y una motivación personal muy parecida a la que tuvo Sharko en su día. Me ha gustado mucho el papel de Bellanger, su evolución y su marcado carácter así que espero que las próximas entregas vayan en consonancia con esta nueva personalidad. Junto a Sharko y Lucie forman un equipo digno de seguir.

    Finalmente, como en otras novelas del autor, me ha encantado la ambientación. Thilliez tiene un gran poder en la parte descriptiva y no escatima en detalles pero los selecciona a la perfección para que no nos superen en la parte más escabrosa de los crímenes que se cometen, pero si lo suficiente como para que podamos hacernos perfectamente una idea de cómo ocurren los hechos, dónde y en qué situación están los personajes de turno. En todos los ámbitos en los que se mueven los personajes existe el mal y el autor es un experto en identificarlo y posicionarlo con todas sus letras para que lo visualicemos y lo sintamos tan cerca como lo hacen ellos.

    En definitiva, Latidos es una pedazo novela negra que me ha encantado leer, con unos hechos que te impulsan a seguir leyendo al ritmo que al autor marca en función de lo que va dejando que descubras, incluso adelantándote a los personajes en conocimiento. Deseando estoy de que llegue septiembre con la siguiente entrega: Pandemia.


    lunes, 14 de agosto de 2017



    Esta semana sigo leyendo los dos libros que empecé la semana pasada, dos lecturas que terminaré en un par de días, antes de irme unos días fuera.

    Aunque estando fuera dedico muy poco tiempo a leer porque andamos de una lado a otro viendo lugares nuevos, me llevaré Secretos Imperfectos de Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt, el primer libro de la Serie Bergman. NO creo que me dé tiempo a más y si me da me llevo el libro electrónico bien cargado de libros muy dispares.

    A partir del jueves, el blog estará de vacaciones, al menos mientras esté fuera para no tener que andar pendiente de reseñas u otras publicaciones.


    Hasta la vuelta!!!!


    viernes, 11 de agosto de 2017

    de Pablo Rivero.


    Título: No volveré a tener miedo
    Autor: Pablo Rivero
    Editorial: Suma de letras, 2017
    Páginas: 328.

    SINOPSIS.

    La madrugada del 9 de abril de 1994 una familia es asesinada mientras duerme. El crimen conmociona a la sociedad española por la brutalidad de los hechos y porque es cometido a sangre fría por uno de sus miembros. Estos son sus últimos siete días de vida. 

    Tras una fuerte discusión, el padre abandona la casa familiar. Laura, la madre, arrepentida de haber sacado a la luz los secretos que con tanto esmero se esforzaban en esconder, tendrá que lidiar con los dos hijos que nunca quiso mientras encuentra la manera de hacerle volver. Raúl, el hijo mayor, obsesionado con el cine de terror, intenta huir de sus oscuras tentaciones a ritmo de canciones de Nirvana. Mientras que Mario, el pequeño, encuentra en la historia que le contó su hermano sobre un hombre que espera cada noche frente a su ventana, las claves para entender la ausencia paterna. 

    Pero, ¿qué tiene que ver ese hombre con el crimen que ocurrirá tan sólo siete días después? ¿Y con la desaparición del joven Jonathan García, acaecida hace un año en el mismo barrio?

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    No sabía quien era Pablo Rivero hasta que no leí su biografía así que su posible fama como actor de la eterna serie Cuéntame no fue lo que me movió a leer esta novela que se ofrecía en Edición Anticipada. A simple vista me gustó el título, la portada y una sinopsis clara y concisa que te hace esperar una historia familiar oscura que se incrementa con los días. Y es que en la sinopsis ya nos cuentan el final de la familia, a menos de algunos de sus miembros, de modo que el punto de partida de la novela me ha resultado muy bueno y original. Remontarse a los siete días anteriores a la muerte de los miembros de la familia parece indicarte que durante esa semana pasarán hechos relevantes que irán desembocando en ese final tan trágico y misterioso.

    Pero no ha sido el caso. La novela comienza con el único hecho relevante que puede señalarse y es que el padre de Raúl y Mario y marido de Laura, la madre, abandona a su familia tras una bronca con su mujer y ya no volvemos a saber de él salvo por los continuos recuerdos y pensamientos de los miembros de la misma. A partir de este hecho, el autor nos va contando un día tras otro de los miembros de la familia desde que se levantan hasta que se acuestan, se duerman o no. Lo que desayunan y cuando lo hacen, cuando cogen el autobús escolar, lo que hacen en el colegio, en el camino de regreso, lo que comen y lo que ponen en la televisión, la música que escuchan, los platos que cenan, todo ello en un ámbito de relación entre ellos que es siempre el mismo: los tres se odian. La madre a cada uno de sus hijos, los hijos a la madre y los hijos entre ellos. Un odio que va creciendo día a día pero monótono a más no poder. Entre medias, el recordatorio de la desaparición un año antes de su vecino Jonathan García, el mejor amigo de Raúl, que desapareció cerca de su casa cuando paseaba al perro por la noche. Una historia que aparece y desaparece y a la que no le ves relación alguna con la vida rutinaria de la familia porque se trata de forma muy superficial.

    Tampoco me han gustado los personajes. Se repiten tanto las escenas día a día que desde el primer día los conoces porque son totalmente planos. No se trata de que simpatices o empatices más o menos con ellos. No es el caso. Es que con verlos moverse el primer día ya los conoces y el resto de sus comportamientos son totalmente predecibles y repetitivos.

    Es evidente que hay secretos que se nos ocultan, pero todo el desarrollo previo hasta descubrir esos secretos no han merecido la pena la lectura de día a día, para encontrarme además con un final muy precipitado que se deja muchas cuestiones sin dilucidar. Amén de algunos errores en la redacción del texto y en las fechas en que se desarrollan los hechos que deberían haber sido corregidos por quien corresponda.

    En resumen, aunque seguramente habrá a quien guste esta novela, lo cierto es que a mi no me ha gustado. Creo que es una novela que promete mucho lo que luego no es capaz de desarrollar en la trama y a mi personalmente me ha resultado aburrida y repetitiva.


    miércoles, 9 de agosto de 2017

    de Rosario Raro.



    Título: La huella de una carta.
    Autora: Rosario Raro
    Editorial: Planeta, 2017.
    Páginas: 544.

    SINOPSIS.

    La apacible vida de Nuria con su marido, un comercial al que no ve lo que quisiera, se altera cuando ella lee en la prensa un enigmático anuncio que le despierta su sueño de dedicarse a la escritura. Sin saber a ciencia cierta de qué se trata, acepta convertirse en la escritora anónima de las respuestas a las cartas que el consultorio radiofónico de Elena Francis recibe. Su labor parece sencilla: encargarse de responder las cartas que no da tiempo a radiar. 

    Pero todo cambia cuando una oyente desesperada le habla de unos niños nacidos con terribles malformaciones. Nuria decide investigar su origen y destapa una trama internacional de corrupción que pondrá en jaque su vida y cambiará su destino para siempre.

    IMPRESIÓN PERSONAL.

    Me gustó mucho el primer libro que leí de Rosario Raro, Volver a Canfranc. Es más, desde entonces esa estación de tren es uno de mis anhelos viajeros, de esos lugares llenos de misterio a los que me gusta ir guiada por la literatura. Este año le toca a Cadaqués y sus alrededores guiada también por la novela de Gala que leí no hace mucho.

    La huella de una carta nos traslada a la Barcelona y la España de los años 60, los años del Baby Boom ante la llegada de una incipiente mejora económica y la existencia de una pequeña apertura del gobierno franquista. Durante esos años, las mujeres vivían recluidas entre sus casas y la iglesia, dedicadas al cuidado de sus maridos y sus hijos sin más aliciente que escuchar las novelas de la radio y esperar a que sus esposos las sacaran de casa como si fueran "perritos" que lucir porque salir solas o con amigas estaba muy mal visto socialmente. Yo nací en el 63 y hasta que llegó la tele en blanco y negro, aún recuerdo a mi madre y a mis tías cosiendo toda la tarde sentadas en el zaguán de las casas con la radio puesta escuchando las novelas de Guillermo Gautier Casaseca o viendo en la tele novelas como Lucecita. Las viviendas eran de las mujeres por obligación y las vecinas eran como de la familia. Se intercambiaban platos, recetas, se bajaba o subía a hablar por teléfono a casa de la afortunada que lo tenía y yo anhelaba el sueño de mi vida que era tener una bicicleta y escapar a mi aire sin control por un pueblo que merecía la pena ser explorado.

    Rosario Raro refleja en esta novela perfectamente este ambiente de los años 60 con las modificaciones que conlleva vivir en una gran ciudad como Barcelona donde existe el transporte público y la movilidad de una mujer puede, de alguna manera, diluirse entre el gentío y los barrios alejados de su residencia. Esto es lo que hace Nuria, la protagonista principal de la novela, servirse de su vecina para que le cuide a sus hijos en sus cada vez más numerosas ausencias por motivos de trabajo y ocultarse en la ciudad de miradas conocidas que puedan seguir sus movimientos mientras investiga un caso que ha llegado a sus manos y que aún hoy en día sigue sin cerrar y cuyas víctimas continúan sin ser reconocidas, aunque se van dando pequeños pasos que por desgracia no verán las víctimas ya fallecidas:
    "El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSI) se ha comprometido a destinar una partida en los Presupuestos Generales de 2018 para los afectados por la talidomida. La medida se ha anunciado este miércoles en una reunión que ha mantenido la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, con la Asociación de Víctimas de Talidomida en España (Avite)" (El País-26 de julio de 2017).
    Nuria, es una mujer felizmente "resignada" a ser casada con su único hombre, un hombre, como casi todos en la época, machista hasta el extremo, egoista hasta el máximo y ególatra por necesidad de que alguien lo admire permanentemente. Con dos hijos pequeños, ve la posibilidad de trabajar desde su casa escribiendo las respuestas de las cartas de las oyentes del famoso programa radiofónico de Elena Francis, un programa patrocinado por por un instituto de belleza totalmente basado en la moral que le interesaba al propio instituto, al régimen y a la Iglesia Católica. Un programa destinado a conservar en las mujeres de la época el modelo de mujer esposa y madre sumisa y abnegada que sólo está en este mundo para cuidar de los hombres, procrear y ocuparse de su casa y de sus hijos a costa de su propia vida y su propio bienestar. Me imagino como mujeres como Nuria, con inquietudes y ganas de hacer cosas en la vida, debieron sentirse en esta cárcel falsamente abierta de la que no podían salir porque cada una estaba sola en su mundo y donde las apariencias eran la base de las relaciones sociales.

    A través de este trabajo, Nuria conoce por una carta de una oyente, el caso de los niños que nacen deformes porque a sus madres embarazadas se les ha suministrado unas pastillas que contienen telamón (en la novela), la famosa talidomida real por la que aún existen un buen número de personas afectadas por este fraude farmacéutico. Cualquiera de los niños de esa época podríamos haber sido víctimas de este fraude y vernos ahora como se ven tantos enfermos que sufren todo tipo de discapacidades. Nuria junto a su compañero químico Boro Navascues inicia una investigación para descubrir y demostrar los efectos de esa medicación en muchos niños que están naciendo en Barcelona y que están siendo abandonados por sus madres en orfanatos ante la imposibilidad de hacerse cargo de ellos. A la vez, la propia investigación provoca cambios definitivos en la vida de la propia Nuria ante hechos personales que se entrecruzan con la propia investigación provocados por su marido.

    Me gusta como escribe Rosario y me ha encantado especialmente leer esas múltiples cartas que Nuria ha de contestar para cumplir con su trabajo en la línea que le exige el programa radiofónico sometido a una férrea censura por parte de un cura, que leía cartas llegadas y contestaciones dadas antes de ser remitidas a las oyentes. Muchas de esas cartas relatan no sólo dudas o miedos. Muchas de ellas son verdaderos delitos: maltrato, violaciones, etc muchos de ellos ocurridos en el ámbito familiar.

    En definitiva, La huella de una carta es una novela que merece la pena ser leída; una historia de ficción que bien puede ser una fotografía fija de una sociedad en los años 60-70 de un país retrogrado, donde la mujer no pinta nada más allá de su servicio a maridos e hijos y donde el negocio de las farmacéuticas, el ánimo de lucro llevado a su máxima expresión, ha malogrado la vida de tantos niños que nacieron en esos años y cuya vida sigue siendo un calvario aún hoy en nuestros días.

    No quiero dejar de mencionar que Rorario Raro donará un porcentaje de los ingresos obtenidos en concepto de derechos de la venta de la novela a AVITE, la asociación de víctimas de la talidomida en España.


    lunes, 7 de agosto de 2017


    Esta semana empiezo a leer El laberinto del hindú de José Vicente Alfaro, un libro que comencé hace ya unas semanas pero que abandoné porque se me acumularon varias lecturas conjuntas de forma simultánea y no me daba tiempo a tanto.

    Lo acompañaré con la lectura de La dama del pozo de Daniel Sánchez Pardo, un libro que lleva ya unas semanas en mi estantería. Por lo demás, tumbona, piscina, paz y sosiego, todo aderezado con mucha sombra 😏

    Qué paséis buena semana!!!


    jueves, 3 de agosto de 2017



    Este mes de julio, a pesar del calor o precisamente por él, he recuperado el ritmo con las lecturas y he leído más de lo que esperaba a comienzos del mes. Como no se podía ni respirar en la calle, la verdad es que he pasado mucho tiempo metida en la "cueva" de mi casa que es donde únicamente se podía respirar algo de frescor y son muchas horas para ocupar el tiempo.

    Agosto, por las vacaciones suele ser mi mejor mes de lecturas por razones obvias a pesar de que, al menos, una semana abandono Extremadura y suelo subir a tomar el fresco a algún lugar del norte, siempre al norte.

    LIBROS LEÍDOS.


    SEGUIMIENTO DE RETOS.


  • RETO GENÉRICO: 31/40.
  • RETO 25 ESPAÑOLES: 23/25
  • RETO SABUESOS: 11 sabuesos. Igual que el mes anterior.
  • RETO SAGAS FAMILIARES: 8/10. Dos más este mes.
  • RETO NOS GUSTAN LOS CLÁSICOS: 5/5. CUMPLIDO.
  • RETO DE LA A A LA Z: 16/24 letras y 1 especial.
  • RETO LEYENDO EN EL TIEMPO: 7/10 décadas.
  • MIS PENDIENTES: Dos libros de la estantería antes de 2017.

  • PREVISIÓN DE LECTURAS DE AGOSTO.
    • Latidos de Franck Thilliez (Leído)
    • No volveré a tener miedo de Pablo Rivero. (Leyendo)
    • El 19 de marzo y el 2 de mayo de Benito Pérez Galdós (Leído)
    • El color del silencio de Elia Barceló (leyendo)
    • La dama del pozo de Daniel Sánchez Pardo.
    • Secretos imperfectos de Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt.
    • El Ángel de Sandrone Dazieri.
    • Caraval de Stephanie Garber.
    Qué paséis un mes genial de agosto!!!!


    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...