miércoles, 24 de mayo de 2017

de Jojo Moyes.


Título: La chica que dejaste atrás
Autora: Jojo Moyes
Editorial: Suma de Letras, 2017
Páginas: 520.

Sinopsis.

En 1916 el artista francés Édouard Lefèvre ha de dejar a su mujer, Sophie, para luchar en el frente. Cuando su ciudad cae en manos de los alemanes, ella se ve forzada a acoger a los oficiales que cada noche llegan al hotel que regenta. Y desde el momento en que el nuevo comandante posa su mirada en el retrato que Édouard pintó a su esposa nace en él una oscura obsesión que obligará a Sophie a arriesgarlo todo y tomar una terrible decisión.

Casi un siglo más tarde, el retrato de Sophie llega a manos de Liv Halston como regalo de boda de su marido poco antes de su repentina muerte. Su belleza le recuerda su corta historia de amor. Pero cuando un encuentro casual revela el verdadero valor de la obra, comienza la batalla por su turbulenta historia, una historia que está a punto de resurgir, arrastrando con ella la vida de Liv.

Impresión personal.

Supongo que todos somos un poco fetichistas con algunas cosas que nos traen a la memoria otros tiempos pasados, bien nuestros o bien de algún familiar muy querido. Yo reconozco que lo soy y que suelo tener a la vista esas fotografías de mi madre que pareciera cuando las miro que me dice algo o me escucha, según lo que yo necesite en cada momento; o guardo cosas del año "catapún" que en su día fueron importantes para mi y me gusta recordar que han formado parte de mi vida y les he dedicado parte de mi tiempo. También es cierto que mi casa es grande y me puedo permitir guardar "reliquias". Por eso puedo entender muy bien a Sophie y a Liv, las dos protagonistas de la historia de La chica que dejaste atrás. Ambas aman el cuadro de una bella mujer que llama la atención por su estilo y por lo que transmite la mujer de la pintura. El cuadro une a estas dos mujeres de diferentes épocas, Sophie de una época convulsa y terrible como la I Guerra Mundial en un pequeño pueblo francés, St. Peronne, y Liv, en el año 2006, que vive la terrible situación personal de haberse quedado viuda de la noche a la mañana y cuya vida,tras cuatro años desde ese hecho, no acaba de remontar.

St. Peronne-1916
La chica que dejaste atrás es el nombre del cuadro que motiva las dos historias, en dos líneas temporales distantes, de estas dos mujeres. Pareciera que el propio pintor que lo hizo, Edouard Lefevre, marido de Sophie, al ponerle el nombre al cuadro fuera a conocer que le iba a deparar a estas dos mujeres la vida y como las dos iban a convertirse, por los avatares de la vida, en personas muy diferentes a lo que la propia mujer del cuadro representa. De hecho, el mismo cuadro pareciera que les recuerda cuando lo miran, en múltiples ocasiones, que ninguna de las dos tienen nada que ver con las personas que eran en otra época de sus vidas. A veces esto consuela y reconforta porque ambas se refugian en esos momentos pasados que fueron tan gratos, pero en otras la imagen del cuadro les recuerda que es necesario seguir luchando y sobrevivir a todo lo que se les ponga por delante.

La verdad es que he empatizado bien con las dos protagonistas de esta historia en dos tiempos diferentes, pero en distinto grado. Sophie es una mujer enamorada de su marido ausente por la guerra y se recrea en tiempos pasados para salir del abismo en el que se haya inmersa y darse fuerzas para seguir luchando y esperando su regreso. Pero es una mujer valiente, con mucha fuerza e inteligencia y eso la hace independiente y libre, aunque esta libertad sólo la podamos ver en pequeñas victorias sobre el enemigo que ha invadido su hogar y el pueblo donde toda la población intenta sobrevivir en un ambiente de penuria y hambruna que va creciendo a medida que avanza la guerra. Sophie se la juega constantemente con tal de que ella y los que la rodean puedan sobrevivir a la guerra, puedan contarlo una vez que todo acabe y eso lo hace contra el enemigo y contra los"enemigos" en que se convierten sus propios vecinos y miembros de su propia familia. Es una luchadora y lucha por ganar.

Sin embargo, Liv coincide con Sophie en mantener vivo ese amor por su marido, en regresar al pasado para recrearlo y conseguir mantenerse a flote. Pero Liv se encuentra vencida, sin capacidad para luchar y sin ganas de salir de esa situación. Tampoco tiene sobre ella el peso de cuidar y luchar por otras personas de las que se pueda sentir responsable. Toda su responsabilidad es ella misma y aunque es consciente de su situación, lleva cuatro años recreándose en su soledad. Sólo al final, cuando ve que puede perder el cuadro en el que se recrea en el pasado, aparece de nuevo la Liv que era antes y que se convierte en una luchadora nata, incluso cuando todo está más que perdido. Y lo que más me ha gustado, sale de su situación cuando empieza a conocer la historia de Sophie. Ya no lucha por ella misma, ni por el cuadro, sino por restablecer la imagen de Sophie, lucha por otra persona que no es ella misma.

La trama me ha gustado mucho y desde luego la ambientación, sobre todo, de la época de la I Guerra Mundial y la ocupación alemana está descrita con una pulcritud exquisita. Jojo Moyes consigue trasladarte a St. Peronne y conocer a los integrantes de la familia de Sophie y a los vecinos del pueblo que luchan en silencio contra los alemanes que han invadido con total impunidad su pueblo. La verdad es que esta escritora consigue con su manera de escribir trasladarte a lugares y situaciones de tal manera que consigue emocionarte y llegarte al corazón con sus protagonistas femeninas.

En definitiva, ya os podéis imaginar que os recomiendo la lectura de esta novela. Hay partes duras pero entrañables, llenas de heroísmo, de justicia y de valientes que ponen en cuestión lo que les rodea y pelean por aquello en lo que creen, sacrifican y ganan; y todo ello escrito con la delicadeza y la claridad que esta autora sabe hacer.


lunes, 22 de mayo de 2017


Esta semana sigo leyendo El pozo. LIbro I de Arik de Pamela Pons Sáez, un libro que comencé la semana anterior y que no me ha dado tiempo a compaginar con otro de una temática totalmente diferente. 

Supongo que estos días podré dedicarle mayor tiempo y eso que este fin de semana es la Feria de Libro de Madrid y hemos quedado varias blogueras para pasar como otros años unos momentos entrañables entre libros, risas y morcilla patatera.

Aún así, adicta al optimismo, empezaré a leer El Encanto de Susana López, un libro al que le eché un ojo nada más ver la portada y que se desarrollaba en La Habana y con una mujer como protagonista. Tres cosas que me han enamorado de entrada. Ya os contaré.

BUena semana!!!





miércoles, 17 de mayo de 2017

de Sandrone Dazieri.


Título: No está solo
Autor: Sandrone Dazieri
Editorial: Alfaguara, 2015
Páginas: 552.

Sinopsis.

Un niño desaparece a las afueras de Roma. La madre es encontrada muerta y los investigadores creen responsable al marido de la mujer. Sin embargo, cuando Colomba Caselli llega a la escena del crimen se da cuenta de que algo no cuadra.

Colomba tiene treinta años, es guapa, atlética y dura. Formó parte del Departamento de Homicidios de Roma, pero desde hace meses es incapaz de superar lo que llama «el Desastre», hasta que este caso vuelve a llevarla a la acción. Para resolverlo contará con un colaborador tan eficaz como peculiar: Dante Torre, un joven genio cuya capacidad de deducción solo es igualada por sus paranoias. Él también es un superviviente: fue secuestrado durante once años en un silo por un hombre que se hacía llamar «El Padre». Ahora tiene pánico a los espacios cerrados y ha hecho de su habilidad para encontrar a personas desaparecidas su trabajo.

En la búsqueda de la verdad, Colomba y Dante deberán enfrentarse a su mayor pesadilla ante un caso de ramificaciones insospechadas.

Impresión personal.

Después de leer esta magnífica novela me he venido preguntando cuántas maravillas se esconden en mi estantería de lecturas pendientes esperando que mi vista se pose en ellas y les dé una oportunidad. Este libro llevaba en mi poder un año justo. Lo compré en San Jordi el año pasado en Barcelona y ha tenido que salir el segundo libro para traérmelo a la memoria y acometer su lectura. Pero ¿cuantos habrá que me depararían algo similar y que, por optar por novedades, me ando perdiendo? Seguro que muchos.

Dicho esto, ya os puedo adelantar que si no habéis leído este libro y os gustan los thriller (eso dice el autor que es) bien montados, con una trama y subtramas bien armadas y unos personajes a juego con la envergadura de lo que investigan, ya estáis tardando en estrenaros con este autor. Son más de 500 páginas si, pero más de 500 páginas adictivas, de tensión y llenas de la inteligencia que muchas veces reposa en la extravagancia y lo que vemos como raro.

La novela comienza con la desaparición de Luca, un niño de seis años, la muerte de su madre por asesinato y la acusación cuasi lógica hacia el padre como responsable de todos los hechos, ya que ya tenía antecedentes por maltrato. Parece un caso claro de violencia machista a ojos de cualquiera y, sobre todo, de una policía de homicidios deseosa de cerrar el caso con un más que posible culpable. No obstante, un superior llama a Colomba Caselli, policía en excedencia desde que ocurrió lo que ella llama "El Desastre", para que inspeccione la zona e investigue la desaparición del menor fuera del ámbito de la investigación oficial de la policía. Evidentemente, piensa que hay algo más que un caso sencillo de violencia de género pero no nos lo contará ni lo sabremos, salvo leyendo la novela. Con Colomba Caselli, comenzará a colaborar Dante Torre, un experto investigador privado en casos de desapariciones, inteligente hasta rabiar pero con muchos problemas psicológicos debido a que él mismo fue víctima de un secuestro cuando era niño, un secuestro que duró once años.

No podría deciros que me ha gustado más, si los personajes principales, Colomba y Dante o la trama de toda la novela. La verdad es que las dos cuestiones, trama y personajes, están tan genialmente enlazadas y se complementan tan bien que ambas cosas corren al unísono durante la lectura. Por una lado, quieres seguir avanzando en el misterio de lo que está ocurriendo porque es fácil ir percibiendo, al ritmo que el escritor quiere, que las cosas que acontecen en presente y que acontecieron en el pasado están de algún modo relacionadas pero no imaginas cómo. Pero también quieres saber de los personajes. Quieres que llegue el momento en que Dante te cuente lo que le aconteció durante el secuestro, lo que recuerda y lo que no porque ya te muestra las consecuencias en su estado mental y físico. Y quieres conocer que le ocurrió a Caselli en ese "Desastre" que la limita tanto. Y quieres además saber, quien está detrás de todo lo que está pasando y lo que pasó, si es que ambas cosas están relacionadas ¿cómo no?

He sospechado hasta del apuntador y, por una vez, ha habido un momento en que atiné y todo, aunque luego lo olvidé por completo. Y lo olvidé, porque hay mucha tralla en la trama. Muchas desviaciones, muchas correlaciones y vericuetos, desvíos y vueltas, coherentes todas pero no esperadas. Y sólo cuando el autor quiere, vuelves a ver las cosas más claras (o eso te parece a ti como lectora). Es la trama y los hallazgos la que va obligando a los personajes como Dante y Colomba a moverse. Ellos también se ven arrastrados por los acontecimientos. Unas veces son averiguaciones propias y otras ocasiones ocurren y se descubren hechos en un momento dado que no les deja margen para respirar. Y tu, como lectora, los acompañas en ese no parar de pasar páginas, ese ansia por saber más.

Y como encima, los capítulos son cortos y ágiles, he leído sin tregua alguna. Cabreada cuando tenía que abandonar la lectura y ansiosa por volverla a coger aunque fuera para leer un miserable capítulo.

¿Qué queréis que os diga? Sandrone Dazieri tiene en mi ya una nueva seguidora. No creo que vuelva a cometer el error de contar con su nuevo libro El Ángel en la estantería y dejar pasar otro año desde San Jordi a San Jordi. No voy a tardar en reencontrarme de nuevo con Colomba y Dante. Lo estoy deseando.


lunes, 15 de mayo de 2017


Por si no os distéis cuenta, la semana pasada ni me dio tiempo a realizar esta entrada y mi espalda me ha venido impidiendo toda la semana que me sentara ante el ordenador más tiempo del obligado por trabajo.

Esta semana parece que el dolor de espalda remite, aunque me tomaré mi participación en redes y blogs aún con la moderación debida hasta que mi columna se restablezca.

Os cuento brevemente que esta semana estoy leyendo Por un perro sin tumba de Rafael García Maldonado, del que llevo leído bastante poco aún pero que pinta bastante bien. También tengo intención de comenzar El pozo de Pamela Pons Sáez, un libro de fantasía que intercalo para cambiar de registro un poco de tanta novela negra y policíaca.

SORTEOS.


Pedro del blog El búho entre libros sortea un ejemplar de El último viaje de Tisbea de Rafael Avendaño y Javier Gallardo.




Los 4 fantásticos de la blogosfera: Concha y Bea del blog De lector a lector, Pedro de El búho entre libros, Teresa de Leyendo en el bus y Manuela de Entre mis libros y yo sortean un ejemplar en cada blog de  La noche que no paró de llover de Laura Castañón.






Francisco del blog Un lector indiscreto sortea un ejemplar de Sombras de agua de Felix G. Modroño.







Que paséis una buena semana!!!!


sábado, 13 de mayo de 2017

Durante el próximo mes de junio, Laky del blog Libros que hay que leer nos ha convocado ya a leer novelas de corte histórico, entendiendo éste en sentido amplio para facilitar que sea más sencillo seleccionar las novelas.

Por eso pueden ser novelas de ficción histórica, históricas en sentido puro, novelas negras o thriller de corte histórico, romance histórico, etc. ¿Fácil no?



Tengo en la estantería libros de este tipo. Bastantes además, así que el problema mayor será decidir por cual o cuales me decanto. Aún así Laky nos plantea esta vez un suculento sorteo para los que participamos en el Mes Temático por si nos apetece alguna novedad.

¿os apuntáis?


miércoles, 10 de mayo de 2017

de Anna Romer.


Título: Una casa en Thornwood
Autora: Anna Romer
Editorial: Suma de Letras, 2014
Páginas: 561.

Sinopsis.

Cuando tú eres lo único que separa un pasado violento del destino de aquellos a quienes amas, ¿hasta dónde estás dispuesto a llegar para salvarlos?

Una misteriosa herencia: Audrey hereda de su exmarido, que ha muerto de forma súbita e inesperada, una finca abandonada en Queensland. Decide no venderla y aprovechar la oportunidad para escapar de la ciudad y de una vida sin mucho aliciente.

Un terrible secreto: En una habitación descubre la fotografía de un guapo médico de la Segunda Guerra Mundial, Samuel Riordan, el antiguo dueño de la casa. Pronto se obsesiona con él y empieza a indagar sobre su vida hasta descubrir que fue acusado de asesinar a su esposa a la vuelta de la guerra en 1946. Cuando le cuentan sobre otras muertes inexplicables en época reciente, una de ellas la de una adolescente cuyas heridas recordaban a la primera víctima, empieza a sospechar que el asesino sigue vivo.

Un nuevo amor: La investigación de Audrey provocará en el asesino la necesidad de matar de nuevo. Justo cuando ella estaba empezando a encajar en la comunidad. Justo cuando su hija y su suegra estaban entablando una bonita relación. Justo cuando ella había encontrado un hombre que le hace pensar que es el momento de amar de nuevo.

Impresión personal.

Ya sabéis que me encantan las sagas familiares y si además éstas están aderezadas con misterios familiares o, como en este caso, con la investigación de crímenes o muertes fuera de lugar que acontecieron en el pasado, la receta ya resulta genial por todos lados. Esto me ha pasado con esta novela de Anna Romer, una novela que además se desarrolla en Australia, en Queensland donde se ubica la gran casa que hereda la protagonista, Audrey y su hija, Bronwyny con lo cual la ambientación de toda la trama y los lugares por los que se mueven todos los actores es otro de los puntos fuertes de la obra de esta autora.

Podría decir que he leído esta novela a ritmo de thriller porque la verdad es que de principio a fin me ha enganchado tanto el misterio y la intriga de las muertes acontecidas en diferentes épocas que no he sido capaz ni de simultanear este libro con otras lecturas para no despistarme. Tampoco puedo decir, como en otras ocasiones, que lo acontecido en una época me ha enganchado más que lo que acontece en otra diferente ya que la estructura de la novela no se ciñe exactamente a esa estructura tan conocida de dos épocas diferentes y dos historias que convergen. En este caso contamos con Audrey en 2006, heredera de la casa de su ex-marido Tony, fallecido reciente y aparentemente por suicidio, que de una manera lineal nos va contando lo que siente, lo que va viviendo a medida que va encontrando las historias de las personas que vivieron en ella y los alrededores en el pasado y sólo de vez en cuando aparecen retazos en forma de fotografías perdidas o cartas ocultas, que rompen con esa linealidad de la historia. Personajes en el presente que nos cuentan su historia del pasado, ocultaciones, miradas y gestos que esconden una verdad enterrada durante generaciones y una verdad injusta y falsa que se ha ido transmitiendo en un pueblo pequeño de la zona hasta convertirla en verdad absoluta mientras los responsables siguen emponzoñando el ambiente.

Los personajes son otro de los puntos fuertes de esta novela. Son personajes cercanos y creíbles, sin grandes aspavientos y movimientos extraños ante las situaciones que se les van presentando. Adolescentes que lo son en sus gestos y comportamientos, adultos marcados por el pasado de una forma coherente, solitarios, huraños, desconfiados y con un miedo aún que nunca los deja retomar la vida con naturalidad. Y la curiosidad de quien llega nuevo y no quiere seguir viviendo en la inopia cuando percibe que a su alrededor algo grande se le está ocultando y que puede perjudicar a su propia familia.

La ambientación está muy bien conseguida y cuando hablo de la ambientación me refiero a todo el entorno que rodea la propia casa heredada, la casa en sí misma y la de los demás personajes, pero, sobre todo, su encaje con el carácter de cada uno de los personajes. Las descripciones se encajan sin ralentizar las historias de cada personaje que es lo que va buscando el lector ávido de desentrañar tanto misterio. Es más, muchos detalles de esa ambientación no son sólo decoración literaria para recrear un ambiente determinado sino que forman parte de la propia trama y que no debes pasarlos por alto para comprender como llega Audrey a elaborar sus propias teorías y como se llega a un desenlace perfectamente armado e hilvanado con todo el entramado que al principio parece tan marañoso y enmarañado.

En definitiva, puedo recomendaros con total solvencia que si no habéis leído esta novela, lo hagáis. Es una buena historia con unos personajes atractivos y atrayentes en ese lugar tan recóndito de Australia y, además, muy bien escrita por una autora que recuerda bastante la literatura de Kate Morton.


domingo, 7 de mayo de 2017



Este mes de abril he leído algo más que el mes anterior. Supongo que el hecho de que las tardes sean más largas ayuda bastante, incluso aunque acabes "muerta" al finalizar el día.

Os cuento mi mes lector en pocas líneas:

LIBROS LEÍDOS.

  • El murmullo de las abejas de Sofía Segovia.
  • Ana de Roberto Santiago.
  • Las monedas de los 24 de Juan Pedro Cosano.
  • Operación Mantra de Susana Martín Gijón.
  • Diario de diez lunas de Carmen Garijo.
  • Una casa en Thornwood de Anna Romel.


SEGUIMIENTO DE RETOS.

  • RETO GENÉRICO: 24/40.
  • RETO 25 ESPAÑOLES: 16/25
  • RETO SABUESOS: 8 sabuesos. Dos mas este mes. 
  • RETO SAGAS FAMILIARES: 6/10. Dos más este mes.
  • RETO NOS GUSTAN LOS CLÁSICOS: 1/5. Este mes ninguno.
  • RETO DE LA A A LA Z: 13/24 letras y 1 especial.
  • RETO LEYENDO EN EL TIEMPO: 7/10 décadas. Una más.
  • MIS PENDIENTES: Dos libros de la estantería antes de 2017.

PREVISIÓN DE LECTURAS MAYO.

  • No está solo de Sandrone Dazieri.
  • La chica que dejaste atrás de Jojo Moyes.
  • El pozo de Pamela Pons Sáez.
  • Por un perro sin tumba de Rafael García Maldonado.
  • Basada en hechos reales de Delphine de Vigan.
  • El sabueso de los Barkerville de Arthur Conan Doyle.

Qué paséis un estupendo mes lector!!



viernes, 5 de mayo de 2017

de Carmen Garijo.


Título: Diario de diez lunas
Autora: Carmen Garijo
Editorial: Suma de Letras, 2017
Páginas: 352.

Sinopsis.

Elena es una ejecutiva triunfadora que está a punto de acceder al puesto de directora de cuentas en la importante empresa de Publicidad y Relaciones Públicas donde trabaja. Su embarazo trastoca todos sus planes y la lleva a cambiar el rumbo de una realidad que solo aparentemente tenía bajo control.

Un thriller con un planteamiento original, rápido y audaz. Una historia urbana y contemporánea que trata la maternidad en el mundo de la empresa combinando los sentimientos más íntimos y personales con los grandes temas de la actualidad social. Una novela que se inscribe en el Domestic Noir, un género que rápidamente se está desarrollando gracias a millones de lectores en Europa y Estados Unidos.

Impresión personal.

La verdad es que no me voy a andar con muchos rodeos a a hora de verter mi opinión sobre este libro, entre otras cosas porque creo que ya le he dedicado más tiempo del que realmente me ha merecido la pena. Hacía tiempo que no utilizaba Edición Anticipada, entre otras cosas, porque como sabéis las que seguís este blog, tengo poco tiempo estos meses para leer como me gustaría y selecciono mucho más lo que leo. No hace falta recordar (aunque cuando una se mete en las redes sociales, pareciera que hay que recordárselo a algunas/os todos los días y a cada instante) que lo aquí escrito es mi opinión y sólo la mía, tan válida como la de cualquier otro que piense diferente o similar y que si a mi este libro no me ha gustado, puede que a otra persona le enamore hasta ser su mejor lectura del siglo. Una gozada que seamos tan diferentes ¿verdad?

Alabo, desde luego, la labor y el esfuerzo de cualquier escritor/a con tan sólo conseguir que yo pase mi tiempo con el fruto de su trabajo. Así que vaya por delante que considero que Carmen ha realizado un gran esfuerzo y una, seguro, labor ardua de investigación en materia de mafias chinas, blanqueo de capitales (aunque viendo el telediario todos los días creo que los españoles acabaremos siendo expertos), cuentas opacas en paraísos fiscales y relaciones laborales fraudulentas. La protagonista de la novela, Elena de Lastra es tan sumamente "pava" y pija que necesita media novela para que la autora le desgrane cómo funciona cada delito que aparece en la novela y, no son pocos. Y desde luego, su tocóloga privada le repite cada vez que la visita (y tampoco son pocas veces) cosas elementales de un embarazo que cualquier mujer sin estar o haber estado embarazada, conocemos.

No me ha gustado esta novela y al margen de lo dicho ya, resumo por qué. No me ha gustado nada la protagonista ni los personajes que la rodean. Elena de Lastra no sé si es "pava" o tonta de remate o las hormonas, que tanto sirven de excusa machista, le ha afectado realmente al cerebro más de la cuenta, en serio. Pero desde luego para ser una ejecutiva victoriosa o en puertas de serlo no da el perfil ni de becaria principiante. Su señor marido, Mario, su hermana o su madre, siendo una especie de mafiosos inteligentes (se les presupone, no?) tampoco dan el perfil para montar el tinglado que tienen montado y su cuñado, que es el más listo, al final no se entera de nada. En fin, poco cerebro familiar para tanto entramado delictivo. Deberían recibir un curso de los Pujol Fergusola.

No sabría deciros si hay trama en esta novela. Se entremezclan muchos temas: machismo laboral y acoso, blanqueo de capitales, sadomasoquismo, asesinatos, mafias chinas, tráfico de arte. Lo cierto es que es todo un entramado muy enmarañado cuya resolución no se aclara, no se resuelve y el final te queda con una sensación de ser timada igualmente.

Tampoco me ha gustado la forma en que está escrita. Todo ocurre en "diez lunas" de embarazo en 1995/96 pero la época no justifica el lenguaje utilizado, ni las expresiones. Todo me ha parecido muy pobre y en algunas ocasiones hasta infantil, como si hablarán adolescentes en vez de personas adultas.

En conclusión, vuelvo a reiterar que esta es mi opinión personal y que seguramente haya lectores/as que disfruten de esta lectura a tope. Yo no le he cogido el "tranquillo" en ningún momento y creo que la temática podría haber dado mucho juego tanto por la discriminación de la mujer ante un embarazo, un tema que se deja colgado totalmente, como por alguno de los delitos si la novela se centrara en alguno concreto y profundizara en el mismo. Una pena porque son temas de mucha actualidad.


miércoles, 3 de mayo de 2017

de Juan Pedro Cosano.


Título: Las monedas de los 24
Autor: Juan Pedro Cosano.
Editorial: Martínez Roca, 2017.
Páginas: 496.

Sinopsis.

Esta novela, que se puede leer de forma independiente, es la tercera entrega de las peripecias de Pedro de Alemán y Camacho, abogado de pobres de la ciudad de Jerez a mediados del siglo XVIII y protagonista de El abogado de pobres (Premio Novela de Abogados 2014) y Llamé al cielo y no me oyó.

Al comienzo de esta historia, Pedro se ve obligado a aceptar la defensa de un rico artesano de Jerez, que ha sido acusado de violación por su bella y joven sirvienta. Paralelamente, empiezan a producirse en la ciudad unos crímenes terribles: varias muchachas, relacionadas con las casas más nobles de Jerez, son asesinadas de una manera especialmente violenta y en cada escena del crimen se encuentra una moneda romana.

Impresión personal.

El año pasado me quedé prendada de otra obra de este autor, La fuente de oro, una novela histórica sobre los años 30 y sucesivos en un Jerez de la Frontera donde el vino es la fuente fundamental de riqueza. Por eso cuando vi esta nueva obra del autor no me lo pensé dos veces y ni siquiera le di importancia a que fuera la tercera entrega del devenir de un personaje, Pedro de Alemán, que ya con anterioridad había sido fruto de la imaginación del autor. Y no me arrepiento, en absoluto, del arrebato. Primero, porque aún siendo una historia totalmente diferente a la primera que leí de autor, ya que sólo coinciden en que se desarrollan en Jerez de la Frontera aunque en épocas muy lejanas en el tiempo, a mi me han encantado tanto trama como personajes. Y segundo, porque a pesar de ser la tercera entrega en que Pedro de Alemán es protagonista, la lectura previa de las anteriores no es necesaria porque el autor nos presenta muy sutilmente a todos los personajes a medida que van haciendo aparición en el libro.

La verdad es que durante su lectura no sé quien tenía más curiosidad e interés por saber quien o quienes eran los responsables de tan atroces crímenes de mujeres indefensas y asesinadas de forma tan dolorosa y espeluznante, si yo o el propio Pedro de Alemán. Éste es un abogado curioso en su doble sentido. Curioso porque es un abogado fuera de lo común. Un abogado que en el siglo XVIII se llamaban de "pobres", algo así como lo que hoy es el turno de oficio supongo, un abogado cuyo deber era defender frente a la fiscalía del estado a todos aquellos que no tenían donde "caerse muertos" en una época donde éstos eran mayoría y la justicia, con tortura incluida previa a cualquier juicio, era de todo menos justicia y las investigaciones "policiales" lucían por su ausencia, otorgándole la culpa al primero que pasaba cerca de donde hubiera acontecido el delito. Y también es un personaje curioso en su sentido más literal. Ávido de que realmente se haga justicia y pague quien haya cometido el delito con independencia de su ascendencia social, Pedro de Alemán se erige en investigador "amateur" para realizar el trabajo que le correspondería a los "justicias" del reino que sin pruebas encarcelan y condenan a inocentes a tortura y muerte con total impunidad.

En Las monedas de los 24, el abogado de pobres se ve obligado a investigar toda una serie de muertes de mujeres de diferente condición social (criada la primera, costurera, la segunda, hija de un regidor la tercera y señora de otro regidor la última) cuyo nexo en común es que junto a sus cadáveres aparece siempre una moneda romana. La trama y la investigación es apasionante ya que no sólo se mezcla en ella una ambientación genialmente dibujada por el autor del Jerez de mediados del siglo XVIII, con sus callejuelas, sus hombres embozados, su falta de iluminación nocturna, sus fiestas, etc., sino que el sistema del funcionamiento de la propia ciudad con esa diferenciación tan acentuada de clases sociales donde los pobres no tienen nada que hacer frente al resto de "mandamases", donde la defensa de estos pobres sirve de chanza y risas como si estuviera defendiendo cualquier cosa en vez de personas y donde la mentira y la ocultación en el ámbito del poder es lo que realmente gobierna la ciudad. Investigar como lo hace Pedro de Alemán en ese entorno es realmente temerario y lo hace a costa incluso de su vida y la de su familia. Por cierto, que una trama que al final de la investigación me ha dejado "patitiesa" porque no me esperaba ese desenlace ni que el "malo" fuera el que era. Bien engañada me ha tenido durante toda la novela el autor como engañados nos ha tenido a todos un personaje tan oculto como malvado y rencoroso, tan lleno de odio y de sed de venganza.

En definitiva, de nuevo Juan Pedro Cosano ha vuelto a cautivarme dentro de su ciudad, ese Jerez tan sorprendente que nos presenta en diferentes épocas, unos temas que maneja con una fluidez sorprendente y unas historias que no te dejan respirar hasta que llegas al desenlace y te terminan dejando con la boca abierta y los ojos llenos de asombro. Desde luego, si tengo oportunidad, leeré los anteriores de este excelente personaje que tantas satisfacciones me ha dado en esta lectura.


martes, 2 de mayo de 2017

Dice el refrán que "más vale tarde, que nunca" así que yo este mes lo voy a seguir a rajatabla. Ya voy tarde con este entrada, pero voy. 

En mayo, como cada año, Laky del blog Libros que hay que leer convoca el Mes de la Metaliteratura y precisamente es uno de los que más me gusta, como a casi todos los que leemos.


No tengo idea de lo que voy a leer para este mes, pero tampoco tengo duda de que seguro que algo tengo en la estantería pendiente de lectura que se pueda incluir en este mes temático. Será por libros pendientes!!!!

¿Os animáis?

lunes, 1 de mayo de 2017



Ayer he comenzado dos nuevas lecturas para este nuevo mes que comienza y esta nueva semana que será más cortita laboralmente hablando. En primer lugar, he comenzado a leer La chica que dejaste atrás de Jojo Moyes, un libro de Suma de Letras que ha costado que llegara desde que teniámos pensado comenzar la Lectura Conjunta hace unas semanas.



Como este San Jordi me autorregalé El Ángel de Sandrone Dazieri y el San Jordi pasado me compré No está solo del mismo autor, he decidido hacer las cosas bien y empezar por este ultimo para leerlos en orden. Los dos tienen muy buenas críticas así que mis expectativas son bastante elevadas. Ya os contaré.

SORTEOS.





Las Inquilinas Netherfields sortean dos ejemplares de El crimen del Omnibus de Fortuné du Boisgobey.






Mari Ángeles del blog Bookeando con Mangeles sortea un ejemplar de Y en nosotros nuestros muertos de Ana Medrano.






miércoles, 26 de abril de 2017

de Sofía Segovia.


Título: El murmullo de las abejas
Autora: Sofía Segovia.
Editorial: Lumen, 2015
Páginas: 528.

Sinopsis.

Una mañana cualquiera un hombre de avanzada edad toma un taxi en la ciudad de Monterrey rumbo a Linares, su ciudad natal. El viaje solo llevará unas horas, pero el viejo habla y no para, como si delante de él se desplegara todo su pasado. Así, el taxista y los lectores vamos a conocer la historia de una familia mexicana de terratenientes, los Morales Cortés, desde el principio del siglo XX hasta hoy.

De repente, en el fluir de las palabras, asoma el rostro amigo de un niño sabio que no puede hablar, pero oye lo que otros no saben o no quieren oír, y anda rodeado de abejas. Ellas son sus aliadas y las que sabrán guardar los secretos del caserón de Linares, un lugar donde viven mujeres hermosas y tercas y las naranjas tienen un sabor especial. Incluso la muerte es distinta en Linares, y el hombre lo sabe. Por eso viaja, habla, recuerda...

El murmullo de las abejas nos lleva a un mundo donde casi todo es posible si aceptamos que el cuerpo tiene más de cinco sentidos. Sofía Segovia nos invita a aguzar la vista, a estar atentos, para oler el aire, ver más allá de lo aparente y llegar a comprender lo que de verdad importa.

Emocionante, conmovedora e impredecible.
Una vuelta de tuerca al realismo mágico, que nos adentra
en el fascinante mundo de lo improbable pero no imposible.

Impresión personal.

Hay novelas que te gustan; unas más que otras; otras, simplemente, te enamoran y permanecen entre ese elenco no muy numeroso de libros de los que es difícil deshacerse. Algo así me ha pasado con esta novela, como a su narrador, Francisco chico, Simonopio y sus abejas permanecerán en mi memoria por mucho tiempo. Y es que El murmullo de las abejas me ha parecido una novela preciosa y preciosista, una novela de esas en que la historia de una familia está contada con mimo y con magia, con ese cariño intrínseco por los seres queridos y por ese amor a la tierra que tantas desgracias ha traído a los hombres en muchas ocasiones, pero un amor que no se olvida y al que se vuelve en busca de respuestas y una paz de espíritu que no se encuentra en la lejanía de las ciudades.

El murmullo de las abejas narra la historia de una familia de terratenientes mexicanos, los Morales Cortés, afincados en La Amistad, un extenso terreno con bastantes aparceros y dedicada históricamente al cultivo de la caña de azúcar. A esa finca, como un milagro, llega un día Simonopio, un bebe recién nacido que sobrevive al frío donde lo han abandonado gracias a que las abejas lo recubren sin picarle, dándole el calor que necesita hasta que lo encuentra la nana Reja y lo lleva a la familia Morales, que lo adopta. Desde entonces las abejas acompañarán toda su vida a Simonopio de tal modo que niño y abejas se entienden, se defienden y se protegen mutuamente compartiendo su espacio vital en todo momento. Es toda una delicia leer de la mano de Sofía Segovia, la historia de este niño y sus abejas y de la familia Morales, de la historia tan dura de México allá por principios del siglo XX con su Revolución, el exceso de muertes por la influenza española (gripe de 1918), la Reforma Agraria, ... en un país del que apenas conocía nada. La autora en un estilo cercano al realismo mágico que recuerda a Allende, nos cuenta la historia de esta familia de terratenientes que tienen en la familia y la tierra los valores más importantes. Y no sólo los valores de su propia familia, sino la de aquellas otras, las de sus trabajadores de quienes se sienten responsables en un marco ideológico propio de la época pero que le coloca ante los ojos de los lectores como personas buenas más que como explotadores, tal y como son vistos por los revolucionarios del momento que reclaman "la tierra para el que la trabaja". Habría que irse a los libros de historia para analizar en detalle la realidad del momento y la situación real de las familias bajo ese sistema agrario que concentra la propiedad en tan escasas manos.

Dicho esto, lo que Sofía Segovia nos relata es la vida de una familia, de una buena familia, a la que llegas a admirar y a querer y donde Simonopio, el niño de las abejas es el eje central de la misma, a pesar de no pertenecer a la sangre de sus progenitores. Y es que Simonopio es un niño especial, un niño que no habla porque tiene el labio leporino y nadie lo entiende cuando lo intenta, así que desiste de hacerlo, pero se expresa perfectamente con su sonrisa, sus gestos y sus expresiones de tal modo que, gracias a sus abejas, se adelanta a las desgracias y en más de una ocasión salva a la familia de desgracias futuras o les avisa de bondades inmediatas. Simonopio tiene un don y todos lo saben aunque alguno de los trabajadores de la finca, supersticiosos como perfectos personajes del medio rural, opinan, por contra, que es un ser protegido por el demonio y que su presencia no acarreará nada bueno a sus familias y a su entorno

Alrededor de tan especial e inolvidable personaje, todo un elenco de personajes maravillosos y contundentes, como Francisco Morales, padre, Beatriz Cortés, la madre, las nanas Reja y Pola, entrañables y llenas de esa sabiduría ancestral envidiable, las hijas de la familia y Francisco "chico", el menor, que siendo ya anciano vuelve a la tierra desde la ciudad y nos va contando la historia con añoranza y tristeza, pero también con unos rasgos de humor que en más de una ocasión, me ha hecho sonréir con sus expresiones. Y, Anselmo Espiricueta, un personaje maligno, lleno de rencor, de superstición y de odio que te genera tanto miedo como se lo genera al propio Simonopio. El "coyote" que acecha, se esconde, cobarde él, hasta conseguir su objetivo, con paciencia y engaño. Todos ellos, junto a Simonopio y sus abejas conforman una historia entrañable, apasionante, llena de giros y de olores de azahar de naranjos y de pan recién hecho. Una delicia para los sentidos, sin duda.

En definitiva, una historia digna de ser leída y degustada sorbo a sorbo, llena de miel y de olor a azahar, impregnada de ese realismo mágico que enamora y con un cuidado uso del lenguaje que se aprecia en cada párrafo, en cada personaje. Una lucha entre el bien y el mal, entre el odio y el amor, la lealtad y la sed de venganza. Todo ello reflejado en la vida que les tocó vivir a esta familia mexicana en una época convulsa y llena de cambios en el México más rural. Sin duda, os la recomiendo.


lunes, 24 de abril de 2017



Esta semana tengo poco que anunciaros porque sigo con las mismas lecturas de la semana anterior. Me ha faltado tiempo casi para respirar y el finde he estado fuera sin coger un libro, aprovechando el tiempo con otras actividades. De modo que sigo leyendo Diario de diez lunas de Carmen Garijo y Una casa en Thornwood de Anna Romer.

¿Y vosotr@s que andáis leyendo?

Buena semana!!!


miércoles, 19 de abril de 2017

ANA

de Roberto Santiago.


Título: Ana
Autor: Roberto Santiago
Editorial: Planeta, 2017
Páginas: 864.

Sinopsis.

Años atrás, Ana Tramel fue una brillante penalista a la que se disputaban los mejores despachos. Un oscuro suceso en su pasado cambió su vida y ahora pasa sus días entre recursos administrativos en un mediocre bufete, ahogándose en un vaso de whisky. 

Pero su vida da un vuelco cuando su hermano Alejandro, con el que no habla desde hace cinco años, la llama angustiado. Ha sido detenido por el asesinato del director del Casino Gran Castilla.

Ana pide ayuda a su jefa y vieja amiga, Concha. Necesita la estructura y recursos del despacho para llevar adelante una defensa en la que tiene prácticamente todo en contra. Acompañada de un peculiar equipo (un viejo investigador, una abogada novel y un becario ludópata) se enfrentará a las grandes empresas del juego.

Ana, un thriller absorbente protagonizado por una mujer inteligente pero acabada, brillante pero autodestructiva, única.

Impresión personal.

La verdad es que no me gustaría nada parecerme a Ana. Ni siquiera creo que me gustara que me representara si necesitara un abogado para cualquier litigio personal que tuviera. ¿cómo se puede llegar a ser buena en algo con tantas adicciones, manías, inestabilidades, contradicciones? Sinceramente, lo único que admiro de esta nuestra protagonista es su tesón, su fuerza para levantarse una y otra vez aunque le hayan roto todos los huesos del cuerpo o haya visto la luz al final del camino. Seguramente, no, seguro, yo me hubiera rendido antes. Vamos yo y cualquier persona normal. Pero es que Ana no es una persona normal. Ni ella ni la historia/s que nos relata Roberto Santiago en este libraco de más de 800 páginas, ni tampoco el mundo policial ni el criminal que nos dibuja están al alcance de cualquiera de nosotros. Por desgracia, este mundo de juego, apuestas, deudas y mafias criminales están muy cerca de muchas personas que andan enganchadas sin remedio y sin manera de salir de todo ello de la misma manera en que se describe en la novela.

Ana es una abogada venida a menos que se encarga de gestionar multas de tráfico en un bufete regentado por su amiga de carrera, Concha, que es la única que le aguanta sus múltiples adicciones y le perdona cada metedura de pata con una paciencia encomiable. Con este panorama vital, tras el suicidio de su único hermano en un calabozo de Robredo, intenta demostrar por todos los medios, incluso los imposibles, que siendo su hermano un ludópata diagnosticado y en tratamiento, las industria del juego (la mafia del juego, realmente) y sus responsables directos incitan a los ludópatas a seguir jugando, a enmarañarse en sus redes con cada vez más deudas de juego, amenazando a sus familias e incitándoles a que se quiten del medio cuando ya no les son de utilidad y les plantean más problemas que ayuda como ganchos haciendo que tras el suicidio de éstos, sean sus familias las que asuman sus deudas de por vida. Desde luego si su hermano Ale era un ludópata, Ana precisamente no es un ejemplo en que apoyarse ya que es adicta al alcohol, a los tranquilizantes, si son mezclados aún mejor, falsifica recetas contínuamente y además se acuesta con el primero que le llama la atención en cualquier momento, incluso a costa de malograr cualquier caso que lleve entre manos. Lo cierto es que en la novela Ana lo llena todo. Nada sería lo mismo sin ella porque todo el entramado gira alrededor de ella, de su comportamiento y de la incertidumbre continua que te provoca una persona que no sabes nunca por donde te va a salir. Cuando sospechas que va a triunfar con una estrategia previamente acordada, te la encuentras de pronto en una situación inesperada que ella misma ha provocado e improvisado. O al menos eso mismo te hace pensar ella. Porque lo cierto es que Ana nos engaña a todos y a todas. A sus enemigos, al juez y a las juezas, a sus clientes, a la guardia civil y, desde luego, a todos los culpables sin excepción. Y a nosotros, los lectores. Creo que la única persona que la ve venir, que la observa con sabiduría y que comparte con ella el conocimiento es su investigador de cabecera, Eme. Con él no hace falta bulos ni fingimiento. Son socios con intereses económicos claros, un intercambio limpio que no deja espacio a las interpretaciones morales, seguramente porque ambos comprenden los defectos del otro y no se censuran. Me ha gustado mucho Eme. Creo que es el único personaje que me daba algo de paz en toda la lectura. Paz y tranquilidad. Porque lo de Ana es siempre un sinvivir con una persona que nunca sabes por donde va a salir. La inteligencia puesta a disposición de su propia estrategia aunque a ella le cueste la misma vida.

Junto a Ana, todo un elenco de personajes secundarios que la rodean pero que no le hacen ninguna sombra. Casi todos perdedores también. Su cuñada Helena es su cliente directo tras la muerte de su hermano; su amiga Concha, en proceso de separación de un marido maltratador y, por tanto, con un caso paralelo; sus inexpertos compañeros de bufete. Todos, a pesar de estar en su mismo bando, intentan engañarla, traicionar lo acordado en un principio cuando las cosas se ponen cada vez más feas, abandonarla en los momentos más duros y actuar a su espalda. En definitiva, rendirse, algo imposible para la protagonista principal. Por el otro lado, la mafia del juego, la que regenta uno de los negocios más lucrativos del país, también para el Estado con el cobro de sus cuantiosos impuestos, que lo defiende, consiente su publicidad y mira hacia otro lado ante las crecientes cifras de ludópatas existentes en la actualidad. Mientras la economía crezca, el fin justifica los medios. De ese lado, tenemos al Casino Gran Castilla, a Santoja, principal acusado, un tipo deleznable que todo lo soluciona con dinero, a Moncada, guardia civil con doble papel. En fin, todo un elenco de personajes que giran alrededor de la abogada y ninguno de ellos, salvo Eme, le facilita la tarea, ya de por sí complicada y aparentemente, imposible.

Y la trama no tiene desperdicio si te gustan los thriller jurídicos. Alguien podría pensar que en tantas páginas, una serie de asuntos judiciales donde los abogados suelen tener tanta verborrea pudiera resultar aburrido. Pero lo cierto es que la parte en que se desarrollan los diferentes pasos (instrucción y juicio en si) no se hacen para nada largos o aburridos porque los propios personajes, sobre todo, Ana, con sus múltiples improvisaciones, aunque sean sólo pensadas, animan mucho esa parte llena de comentarios y diálogos que pudieran resultar tediosos. El resto, son las vivencias de Ana junto con las investigaciones que han de realizar para poder presentar pruebas en el propio juicio. Y dado el carácter de la protagonista y su situación financiera, la verdad es que no se hace nada aburrida.

La verdad es que lo que el autor refleja en el libro sobre el mundo del juego, la ludopatía y cómo se mueven los hilos y a qué niveles es para ponerle a una los pelos de punta. Como en otros muchos campos, la droga, la prostitución, la trata de personas, el mercado de órganos y otros muchos, el dinero manda por encima de las personas y el Estado, conocedor de todo ello, hace oídos sordos y mira para otro lado, mientras el negocio le reporte beneficios cuantiosos como es el caso. El Estado, que se supone que está para salvaguardar los intereses de sus ciudadanos, es el primero que consiente que se atente sobre la vida de los mismos, incluso aunque sean menores de edad. Es como para echarse a temblar con todo esto y con todo lo que vemos a nuestro alrededor.

No me extiendo más. Sólo os digo que si tenéis oportunidad leáis esta novela. Está genialmente documentada sobre el mundo de la justicia en nuestro país, el mundo del juego y sus males y, sobre todo, porque conoceréis a la nueva quijote española llamada Ana, que consigue vencer a los molinos, a pesar de tantas cosas en su contra, las peores las que provienen de ella misma. Un personaje relevante para una novela que no lo es menos.




lunes, 17 de abril de 2017



Bueno, como podéis ver, esta Semana Santa me ha cundido y por fin, he sacado las ganas y la valentía para darle la vuelta al diseño del que fuera mi primer blog. Hace tiempo que tenía ganas de hacerlo pero me daba pánico enfrentarme de nuevo a blogger y meter la pata. Espero que os guste. Se admiten críticas evidentemente.

Dicho esto, os comento que sigo leyendo  Diario de diez lunas de Carmen Garijo y que no me ha dado tiempo a empezar Una casa en Thornwood de Anna Romer, así que lo haré esta semana. Al menos eso espero porque esta semana es San Jordi y cumplo 25 años de casada justo ese día, así que mi fin de semana empieza antes que el vuestro porque lo celebro con un viaje en pareja para ver la primavera cordobesa. NO creo que lea mucho a partir del jueves, claro.

SORTEOS.




Manuela del blog Entre mis libros y yo sortea dos ejemplares de Azul de medianoche de Simone Van der Vlugt para celebrar el Día del Libro.







Los libros al sol sortea un ejemplar de Los ritos del agua de Eva García Saénz de Urturi.








Mª Ángeles del blog Bookeando con MAngeles sortea un ejemplar de Eres la luz de mis ojos de María José Rivera.







jueves, 13 de abril de 2017

de David de Juan Marcos.


Título: El ladrón de Vírgenes
Autor: David de Juan Marcos
Editorial: HarperCollins, 2017
Páginas: 256.

Sinopsis.

Cómo iba a saber que aquel hombre traía la muerte consigo. Debí darme cuenta por su olor a cebolla rancia. Debí darme cuenta cuando la leche cuajaba a su paso en los cubos de metal. Cuando las palomas morían desplumadas por la tiña, o porque allá por donde pasaba doblaba los racimos y dejaba una pestilencia a plomo de preludios de tormenta de verano.
He de reconocer que en nuestras pesadillas siempre supimos que volvería, que algún día subiría el caminito en forma de culebra cercado de castaños y sus botas embarradas cruzarían con un ímpetu desordenado la única puerta de la casa por donde entraba el sol. Se sentaría en la mesa de tarugos sin pulir con la cuchara de latón y esperaría a que se le sirviera de comer como si nada hubiera pasado. Como si no nos hubiera arrancado la alegría del pecho. Era mi padre.
Después de quince años de misteriosa ausencia, Andrés Pajuelo regresa a su casa para proyectar el robo de una serie de valiosas obras de arte religioso. Para ello necesitará la ayuda de sus dos hijos, del melindroso prometido de su hija y de un enigmático gigante experto en teología y en arte sacro. Cuando todo parece estar listo para ejecutar el último y más lucrativo de los robos, es acusado de varios asesinatos. Para sorpresa de toda su familia, Andrés reconocerá al instante su culpa ahorcándose en público.

El ladrón de vírgenes es una reflexión sobre las mentiras que encierra toda religión y sobre la importancia de la religiosidad en la condición humana. Un análisis sobre los límites de la traición, la lealtad y la fuerza de las promesas. Un certero homenaje a la tradición oral de contar historias.

Impresión personal.

Soy atea y anti-religión desde que tengo memoria. Y lo menciono como asuntos totalmente diferentes aunque tendemos a relacionarlos y confundirlos como si cuando hablamos de religión estuviéramos hablando de fe o de creencias. Mi madre fue la que me puso sobre la pista y las preguntas claves en mi infancia. Ella decía siempre que no creía en dios salvo en su Cristo del Rosario (Zafra). Eso que a una niña poco reflexiva le puede pasar desapercibido, a mi, que lo meditaba todo, me hacía hacerme preguntas y más preguntas, todas entrelazadas y todas respondidas desde la razón y la coherencia. Y tengo una tía "monja", así la llamamos, que cuando nos visitaba intentaba convencerme, que no demostrarme, que dios existía y que además era buena gente, cómo no, y que los que no creíamos y criticábamos a ese dios y a su religión, no éramos buenas personas. Sólo consiguió que me sintiera más orgullosa de no creer en lo que siempre visto  imposible y de respetar aquello con lo que el resto consigue vivir más feliz. Se llama tolerancia y libertad.

Lo malo de la religión es cuando alguien se atreve a interpretar la de otros; cuando alguien te dice lo que debes creer y cómo debes creerlo (Pág.156)

Hoy en día el mundo católico cuenta con un Papa que ha dicho recientemente que "es mejor ser ateo que un católico hipócrita" De esos, dice el Papa, que llevan una doble vida, gente que va a misa diariamente, pero hacen negocios sucios y viven una doble vida. ¿Qué queréis que os diga? Me encanta este Papa y me encantaría mucho más si además de decir, hiciera más cosas en la línea de lo que dice. Pero en fin, desconozco hasta donde llega el poder de acción del cargo.

Toda esta introducción es para resumiros que esta novela de David de Juan me ha encantado, que la he desgranado como si fuera un buen libro de filosofía, escrito con mayor claridad y, sobre todo, con una belleza inusual para una novela. Es cierto que hay intriga, ladrones de arte, asesinatos y asesinos/as y un niño que a veces cuenta las cosas a su alrededor como lo que es, un niño, y otras pareciera que se crece e interpreta a la perfección el mundo adulto que le rodea. Y aún así, se sorprende y se engaña como cualquiera de los lectores ante los giros en la trama que al autor imprime con suma habilidad.

Pero habiéndome gustado la trama más novelesca de robos de arte, asesinatos y condenas, lo que más me han llamado la atención son los diálogos de los personajes, unos personajes del medio rural español muy profundo, llenos de superstición, creencias en imposibles pero hondamente enraizados en uno de esos pueblitos españoles escondidos en medio de la nada, entre cuevas, arboledas y ermitas abandonadas y semiderruidas. Los personajes, cada uno de ellos, incluso los que simplemente pasan por la escena de forma rápida, no tienen desperdicio. Juegos de poder rural, creencias populares, afán de venganza y odios ancestrales, incluso entre miembros de una misma familia, secretos familiares bien guardados y ese afán eterno porque nada cambie, porque el orden natural de las cosas que siempre han sido así se restablezca. Es la forma de evitar el miedo, ese miedo profundo que en muchas zonas rurales se tiene ante lo novedoso y esto puede ser simplemente la llegada de cualquier forastero. Pueblos que quieren permanecer inmóviles de por vida, sin que nada ni nadie altere su status quo.

Y de fondo, la religión y las creencias en una serie de reliquias, de imágenes religiosas que pertenecen al pueblo, que el pueblo necesita para venerarlas con independencia de su valor, su veracidad o falsedad pero que ayudan a seguir creyendo en algo que les ayuda a vivir y a seguir caminando por ese paisaje hostil que tienen por vida. Las conversaciones entre Cirilo, el niño que nos cuenta la historia, y el gigante Julio Ramón, un ex-sacerdote experto en arte, no tienen desperdicio por su coherencia, su sabiduría y la enseñanza que transmiten.

No conocía a este autor así que tengo a favor obviar las comparaciones con libros anteriores del mismo. Y así, unos días después de la lectura de este libro, puedo decir que su estilo pervive en mi memoria, que el mundo crítico que dibuja me ha calado hondo no sólo por lo que expresa sino por como lo expresa. David escribe muy bien, escribe bonito y con una precisión que cala profundo sin llegar a empalagar. Me ha hecho esforzarme y salir de lo fácil, para sumergirme en un estilo que al final me ha premiado con el deleite de un lenguaje que muchas veces olvidamos que existe.

Si os animáis con esta novela, no os quedéis en la superficie. Bajar a la profundidad de las cuevas, allí donde David ha escondido entre palabras sus críticas y sus reflexiones contadas por los ojos y la voz de un niño ávido de respuestas.


miércoles, 12 de abril de 2017

de Carmen Conde.


Título: La escritora.
Autora: Carmen Conde.
Editorial: Ediciones B, 2017.
Páginas: 368.

Sinopsis.

Lucrecia Vázquez trabaja como «negra» literaria para una gran editorial y convive como puede con el síndrome de Tourette, que le provoca multitud de tics. De inteligencia brillante y personalidad muy compleja, ha construido un mundo a su medida dentro de las cuatro paredes de su apartamento de Barcelona, del que apenas sale. 

Cuando la escritora de best sellers Dana Green aparece muerta en un pueblecito del Montseny, la policía descubrirá pronto que Lucrecia iba a reunirse con ella para escribir el nuevo libro de la famosa novelista, que en el momento de su muerte estaba sumida en una profunda crisis creativa. 

Dana Green ha sido asesinada de una manera espantosamente cruel. ¿Es posible que sea obra de algún perturbado? ¿O hay que buscar al culpable mucho más cerca? Convertida en sospechosa, Lucrecia tendrá que demostrar que el asesino no tiene nada que ver con ella. ¿O tal vez sí…?

Impresión personal.

Hay ocasiones en que cuando una lee una novela le llama la atención la trama, la historia que se esconde y que la autora va desgranando poco a poco; en otras ocasiones, los personajes o alguno de los personajes resultan llamativos, bien porque te identificas con ellos, por todo lo contrario o por cualquier cuestión de su comportamiento o de su pasado; también, la ambientación o el ámbito temático pueden jugar a favor en ese contrapeso que usamos cuando decimos que una novela nos ha gustado o no y ¿cómo no?, la manera en que está escrito todo lo anterior es clave para que el conjunto sea del agrado de los lectores y lectoras. Pues bien, lo cierto es que en La Escritora, Carmen Conde consigue que todos los elementos confluyan, tanto como para tenerte en vilo durante toda la lectura y que ésta sea lo más leve en tus manos para dejarte un margen de tiempo suficiente como para repensarla y recrearla en la mente una vez leída.

Me ha gustado La Escritora. Me ha gustado mucho, mucho más de lo que esperaba y es que esta novela cuenta con un personaje, Lucrecia, espectacular; una trama compleja y bien armada y bien cerrada y una temática alrededor del mundo de la creación literaria y del mundillo editorial, cuanto menos, llamativa. Además, no os voy a mentir, quien mata, lo hace de una manera espeluznante, cruel e inhumana. Un asesino que se deleita en la muerte de las víctimas, que disfruta con el sufrimiento ajeno.

Contamos con dos escritoras, la famosa, Dana Green, nombre ficticio, tan ficticio como que sea ella la que realmente escriba las novelas que firma y Lucrecia, la "negra" literaria, una mujer superdotada que padece el síndrome de Tourette, un síndrome hereditario que le provoca continuos tics físicos y vocales. Es un personaje sensacional en el sentido literal de la palabra. Causa miles de sensaciones a la vez y yo creo que las he sentido todas, para que mentir. A veces me ha dado mucha lástima de ella pero también me ha hecho sonreír más de una vez. Me ha producido muchas dudas porque a veces he creído que fingía y nos engañaba y otras, la he creído a pies juntillas. Lo cierto es que Carmen Conde ha conseguido que focalizara tanto mi atención en ella que seguramente, parte de lo que ocurría fuera de su ámbito me ha pasado desapercibido. Lucrecia impresiona y lo llena todo. Y lo ha hecho conmigo y con el otro protagonista de la historia, Gerard, el policía que investiga el/los casos de asesinato y que se siente unido a una Lucrecia, que asombra y envuelve tanto como te produce dudas y hasta enfado continuo.

Y la trama me ha parecido muy potente. Criminales muy inteligentes, vengativos y crueles, muy crueles y macabros. Mira que una ha leído asesinatos espeluznantes, pero creo que estos criminales de Carmen Conde se llevan "la palma". Eso unido a su inteligencia y la manera en que se van moviendo por la novela ha hecho que me resultara una historia muy bien armada, equilibrada y bien concluida que me ha tenido pegada a sus páginas de principio a fin.

Y, por último, no quiero dejar de comentar que La escritora está muy bien escrita, con una estilo muy ágil y fresco que te hace sonreír a menudo. Carmen Conde escribe tan ligero como Lucrecia piensa y habla, con unas conversaciones tan inteligentes como rápidas y cargadas de significados. Pareciera que la conociera de verdad porque se pone en el pellejo de la protagonista sin esfuerzo alguno. Me ha llamado mucho la atención esta simbiosis entre escritora y protagonista porque valoro mucho la dificultad de hacernos llegar a las lectoras un personaje tan complejo como éste.

En conclusión, he disfrutado mucho de la lectura de esta novela. Un thriller que no te deja respirar mezclado con novela negra y con una parte importante de metaliteratura que nos coloca ante el mundo editorial sin tapujos y sin cortarse en críticas. Recomendable totalmente.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...