lunes, 18 de diciembre de 2017



Esta semana repito un par de lecturas que ya dije que iba a hacer en otra semana anterior pero que no he llevado a cabo por falta de tiempo para leer durante el puente de la Constitución y porque se me ha cruzado una lectura conjunta que estoy  haciendo esta semana asada y de la que me queda muy poquito para terminar: Proyecto B.E.L. de María Suré. 

Las lecturas de que os hablo son Pandemia de Franck Thilliez y La caricia de la bestia de Cristina Carro, una novela que empecé y que quedé abandonada por falta de tiempo. Ya veremos como se desarrolla la semana entre compras, comidas con compañeros de trabajo y preparación de fiestas, aunque como me pillo unos días de vacaciones, también toca chimenea, sofá y buenos libros pendientes estos días que se avecinan.

SORTEOS.




Laky del blog LIbros que hay que leer sortea un ejemplar de “El aviso de los cuervos” de Raquel Villaamil. 








Mª Ángeles del blog Bookeando con Mangeles sortea un ejemplar de “En estado salvaje” de  de Charlotte Wood.







Feliz semana!!!!


sábado, 16 de diciembre de 2017

Si hay alguien que me pone los "pelos de punta" todos los meses de diciembre desde que estoy en la blogosfera, esa es Laky del blog Libros que hay que leer. Me adelanta de golpe la nochevieja y me coloca en la agenda el año entero de lecturas temáticas. De hecho yo creo que ella es la culpable de que el año se me pase tan rápido 😂😂

Por no perder una buena costumbre y engancharnos desde el primer mes del año ya ha convocado el Mes Temático de la Novela Negra ¿Y quien no tiene novelas en la estantería? 




No sé que leeré, pero seguro que caerán novelas que llevan tiempo esperando en mi estantería porque quiero que 2018 sea más de lecturas de estos libros polvorientos que de novedades. Y pienso medirlo para flagelarme si hace falta, porque lo pendiente, en mi caso, ya es un despropósito total que no puedo justificar con algo de coherencia.

¿Os animáis? 


jueves, 7 de diciembre de 2017

de Laura Higuera.


Título: El ángel negro.
Autora: Laura Higuera
Editorial: Ediciones B, 2017.
Páginas: 338

SINOPSIS.

Madrid, 2016. Un hombre es asesinado en el Museo del Prado. El cadáver, salvajemente mutilado, yace en la sala de las «pinturas negras» de Goya, y una cuchillada furiosa atraviesa de arriba abajo el lienzo Saturno devorando a su hijo, una de las obras maestras de la colección. La policía se enfrenta a un caso complicado y de enorme repercusión mediática.

Venecia, 1873. Durante una fiesta en un palazzo del Gran Canal, una misteriosa joven llamada Alessandra Abad oye hablar por primera vez de catorce extrañas pinturas halladas en las paredes de la Quinta del Sordo, realizadas por un Goya enloquecido, y de los esfuerzos de un experto del Prado por extraerlas de los muros mediante la técnica del strappo...

Así arranca este thriller en dos tiempos, entre la actualidad y un pasado olvidado, en el que el inspector Bernardo Vera y la experta en arte Ada Adler emprenderán, juntos, una investigación en la que irán tropezando una y otra vez con la leyenda de un lienzo enigmático y oculto, el inquietante retrato de una figura oscura y alada...

IMPRESIÓN PERSONAL.

Esta novela me atrajo a primera vista. Su portada con esa especie de fraile delante del Museo del Prado con esas tonalidades oscuras, el título y desde luego, su sinopsis fueron como un imán para mi. No obstante, como pasa en muchas ocasiones, no me he encontrado con aquello que esperaba lo cual no quiere decir que sea una mala obra, simplemente, que su estilo o su desarrollo no es para mi. Intentaré explicar por qué habida cuenta de que otros muchos lectores disfrutarán muchísimo de esta novela.

Quinta del Sordo
No soy partidaria de los excesos. Me encantan los términos medios, los grises entre blancos y negros y con esta novela me he encontrado con una obra excesivamente documentada y lo excesivo suele ser igual de perjudicial como lo excesivamente escaso. Me han resultado excesivas las descripciones de los detalles, las comidas, los restaurantes, las calles y edificios, el aspecto físico de los personajes cada vez que aparecen. Hasta que llega el dialogo entre ellos, bastante escaso y lento, me he despistado completamente del hilo de la trama en el que la autora pretendía que estuviera. Me he perdido muchas veces entre descripciones previas llenas de circunloquios y rodeos y he tenido que volver atrás para recordar en que lugar de la historia me quería colocar la autora porque cuando he llegado al dialogo o a lo importante para seguir la historia del párrafo, ya no sabía de que iba.

A mi me ha parecido que no hay apenas trama, mejor dicho, la trama no se desarrolla. Un asesinato en un museo, un policía y una especie de experta en pintura te indican que se inicia una investigación, pero realmente, pasan más de cien páginas y aún no se ha levantado el cadáver. No hay investigación como tal ni equipo investigador, ni resultados de la investigación de los que se nos informe. Todo se basa en la relación personal que entabla Bernando Vera y Ada Adler, los dos protagonistas indiscutibles de la novela en el tiempo actual en Madrid. La parte veneciana me ha resultado aún más confusa porque en unas ocasiones nos remonta al siglo XIX en el que conocemos por encima a Alejandra Abad, que fue asesinada en París; pero también aparece Venecia en el tiempo actual con Darío Andrónico, un coleccionista de arte perverso, que además tiene en Madrid un antiguo Palacio, la Casa del Marqués, actual embajada italiana. La verdad es que yo personalmente me he liado con los saltos temporales, seguramente porque no era capaz de hacerme con la trama de la novela.

Tampoco me han atraído los personajes. Me han resultado muy planos y no he sido capaz de profundizar en ninguno de ellos más allá de las numerosas descripciones físicas. Sólo al final de la novela conoceremos algunos aspectos privados de la vida de Bernardo y de la propia Ada Adler. El resto ha pasado sin pena ni gloria ante mis ojos sin saber muy bien como son o como fueron para poder entenderlos algo más. 

Me ha gustado, sin embargo, que gracias a esta novela he indagado mucho más sobre la vida y la obra de Goya y he conocido muchas cuestiones que desconocía y que la novela recrea, ya digo, con gran profusión ya que la autora se ha documentado muchísimo sobre la vida y obra del pintor.

En definitiva, una novela que no ha sido lo que esperaba en función de lo que me inspiraba su sinopsis. Lo cual no quiere decir en absoluto que no pueda gustar a otros lectores que disfruten más que yo de novelas profusamente documentadas y de desarrollo impreciso en la trama.


martes, 5 de diciembre de 2017

de Catalina Aguilar Mastretta.


Título: Todos los días son nuestros.
Autora: Catalina Aguilar Mastretta.
Editorial: Destino, 2017.
Páginas: 304.

SINOPSIS.

María y Emiliano parecían una pareja indestructible, de esas que se conocen en el instituto, nunca pierden la pasión y terminan siendo dos adorables ancianos cogidos de la mano. Por eso, cuando llegan a la treintena y una noche, al volver de la fiesta de unos amigos, María empieza una discusión, nadie hubiese imaginado que la pelea terminaría con Emiliano haciendo las maletas y volviendo a casa de sus padres.

En su primera novela, la mexicana Catalina Aguilar Mastretta hace gala de la contagiosa ternura y el humor que ya ha demostrado en su carrera como directora de cine. Todos los días son nuestros es una novela generacional, irónica y divertida en la que dos jóvenes deben aprender a vivir sin la persona con la que creían que iban a pasar el resto de sus días. Una historia narrada con una cercanía conmovedora, que provoca carcajadas, sonrisas tristes y, sobre todo, una inmensa complicidad.

IMPRESIÓN PERSONAL.

"MAMÁ: Quién sabe. Pero igual sí. Todo se arregla con el tiempo. Eso, o deja de importar.
YO: ¿Cuánto tiempo?
MAMÁ: No sé. El que sea. Deja de preguntar necedades, mija. ¿De dónde saliste tan preocupona? ¿Qué te preocupa tanto?
YO: No sé. La vida.
MAMÁ: No, la vida no tiene que preocuparte. ¿Sabes que es la vida? Esto es la vida. Estar aquí sentadas, con este tecito, lavando trastes. Ya con eso la tenemos mejor que el noventa por ciento de la población. ¿Que te preocupa de la vida? Mira que bonita nos ha tocado.
YO: ¿Esto es la vida?
MAMÁ: Esto.
YO: Pues sí (enjugo la última lágrima). En general, qué bonita.
MAMÁ: ¿Ves? Lo que teníamos era hambre."

Cómo nos parecemos todas (y todos, seguro) a la protagonista de esta excelente novela. Somos "preocuponas" como apunta su madre y necias. Pero es que a veces la vida no sigue. Simplemente se acaba y comienzas otra vida. Porque la vida no es sólo respirar, alimentarte, descansar y volver a moverte. La vida es, sobre todo, compartir. Y una comparte de muchas maneras y con una gran variedad de personas...o animales (y en casos extremos, hasta cosas)

Por eso no es cierto que la vida sigue. La vida no sigue. La vida, la que fue nuestra,  termina y empieza otra vida, también nuestra, cuando dejamos de compartir con alguien nuestros momentos. Lo sé por experiencia. Cuando alguien clave falta, una respira, come y bebe y pareciera que vive. Pero en realidad una sólo habita el cuerpo, el continente, y debe volver a nacer y a construir una vida diferente. Y no es lo mismo habitar que vivir. De ninguna manera.

Tengo que reconocer que me he sentido María ¿Y quien no? María, que es la que nos cuenta su experiencia, durante un buen tiempo, no vive, sólo habita el mundo.  Ha perdido a Emiliano, el amor de su vida. ¿Quien no ha tenido alguna temporada en que habitaba la tierra? Así sin más. Aplicas el instinto de supervivencia del cuerpo y haces lo mínimo que se despacha para mantenerte en pie, para mantener a los que te rodean como si nada hubiera pasado contigo, porque además vas de "tipa" dura y piensas que lo que te pasa es lo normal, que le pasa a todo el mundo y que tu no vas a ser la excepción que confirma la regla. 

"¿Conoces a Emiliano? Lo conocía. Lo conozco porque no se me va de la frente y que me pregunten por él me crea un hueco en ese lugar que las viudas se tapan con las manos cuando les hablas del pasado. Pero en la realidad de la calle y de la rutina, no sé de él."

Una tiene que desaprender para volver a aprender a vivir de nuevo, desde el principio, paso a paso sin descanso, y tu vida anterior se va quedando en un álbum de fotos al que te gusta volver de forma fugaz casi a diario, en un momento, en una ráfaga y otras, cuando tu nueva vida te golpea, regresas a ese álbum para regodearte y hartarte de llorar.

De todo esto va Todos los días son nuestros, de morir la vida, de estar muerta y de renacer con una álbum de antiguas fotos debajo del brazo, por si acaso. De dos personas tan unidas que creían vivir en una simbiosis perfecta y que cuando se dan cuenta de que esa perfección ya no es tal, deben aprender a respirar de nuevo por separado. De recomenzar con valentía y de ser la impulsora de tu propio destino. De perder para volverse a levantar para evocar ese "tesecito" con tu madre con una sonrisa en los labios.

María es divertida, inteligente, tan humana como cualquiera de nosotros y es imposible no verte reflejada en ella, haber pasado por muchos momentos por los que ella pasa de dolor, de rabia, de odio y furia y de eterna duda existencial en la que te cuestionas que demonios estás haciendo o pensando. He reído, he llorado, he revivido muchos momentos y me he reconocido en muchos otros. Creo que ésta es la mayor fortaleza de esta novela: es imposible no reconocerte en ella, incluso aunque no hayas pasado por una situación de pareja similar a la de María. La pérdida de alguien es tan amplia que el motivo de la misma es lo que menos importa a la hora de hacerte sentir lo que sientes.

No os la perdáis. Ha sido una de mis mejores lecturas del año, si no la mejor.


lunes, 4 de diciembre de 2017


Esta semana (y la que viene) va a ser, como para muchos de vosotros, una semana de viajes y de mucho movimiento. Viene el puente de la Constitución y a mi me va a coger fuera de casa hasta el martes que viene así que mis previsiones lectoras no creo que se cumplan, aunque aprovecharé para acercarme a la historia y a los lugares de Jack el Destripador y de mi gran ídolo Harry Potter. Si me dejan, regresaré en escoba voladora 😅😅

Me llevo de viaje Pandemia de Franck Thilliez y, desde luego, el ebook repleto de lecturas por si acaso, más que nada para irme tranquila de que no me quedaré sin lecturas, algo que me causa gran ansiedad cuando salgo ¿No os pasa a vosotros?

Qué paséis una excelente semana y un gran puente, el que pueda disfrutarlo!!!


domingo, 3 de diciembre de 2017



Estoy alucinando yo misma con lo bien que se me ha dado noviembre en lo relativo a lecturas. No es por leer más o menos. Es porque si he podido leer más es que he podido disfrutar de mayor tiempo de ocio que otros meses dentro de un año bastante agobiante de trabajo.

Emprendo diciembre con la perspectiva de un estupendo viaje que no me permitirá leer apenas porque andaré todo el día conociendo Londres pero también, con unas merecidas vacaciones de Navidad que me permitirán disfrutar de la familia y también de una buena chimenea de leña, sofá y un buen libro en las manos.

Os resumo mis lecturas del mes:

LIBROS LEÍDOS.

  • La maniobra de la tortuga de Benito Olmo.
  • Todo es posible de Elizabeth Strout.
  • Todos los días son nuestros de Catalina Aguilar Mastretta.
  • Una columna de fuego de Ken Follet.
  • Las siete hermanas. La historia de Maia de Lucinda Riley.
  • La hermana tormenta de Lucinda Riley.
  • Cucarachas de Jo Nesbo.
  • El ángel negro de Laura Higuera.


SEGUIMIENTO DE RETOS.


RETO GENÉRICO: 37/40.
RETO 25 ESPAÑOLES: 35/25. CUMPLIDO.
RETO SABUESOS: 21 sabuesos. Tres más este mes.
RETO SAGAS FAMILIARES: 15/10 CUMPLIDO.
RETO NOS GUSTAN LOS CLÁSICOS: 6/5. CUMPLIDO.
RETO DE LA A A LA Z: 21/24 letras y 2 especial.
RETO LEYENDO EN EL TIEMPO: 9/10 décadas.
MIS PENDIENTES: Este mes, dos.

PREVISIÓN DE LECTURAS DE DICIEMBRE.
  • La caricia de la bestia de Cristina C. Pombo (Leyendo)
  • Los niños de la estrella amarilla de Mario Escobar (Leído)
  • Origen de Dan Brown (Leyendo)
  • Pandemia de Franck Thilliez.
  • Por encima de la lluvia de Víctor del Árbol.
  • El ángel de Sandro Dazieri.
  • Los pacientes del Doctor García de Almudena Grandes.
  • A grandes males de César Pérez Gellida.
  • El asesinato de Sócrates de Marcos Chicot.

Qué paséis un mes estupendo!!!



jueves, 30 de noviembre de 2017

de Benito Olmo.


Título: La maniobra de la tortuga
Autor: Benito Olmo
Editorial: Suma de Letras, 2016
Páginas: 360.

SINOPSIS.

Empujado por el infortunio, el irreverente inspector Manuel Bianquetti se ve obligado a aceptar un traslado forzoso a la comisaría de Cádiz, un destino previsiblemente tranquilo que se verá alterado con el hallazgo del cadáver de una joven de dieciséis años. Una muerte violenta que le traerá reminiscencias de un pasado del que no logra desprenderse.

A pesar de la oposición de sus superiores, el inspector Bianquetti emprenderá una cruzada solitaria para atrapar al culpable siguiendo el rastro de unas evidencias que podrían no existir más allá de su imaginación. La realidad se va oscureciendo en la medida en la que el lector va devorando páginas al tiempo que participa junto al protagonista en la investigación de un caso cada vez más turbio y escabroso.

IMPRESIÓN PERSONAL.

Suele pasar en la Administración, por desgracia con más frecuencia de la que sería recomendable, que se cuente con personas brillantes, comprometidas y trabajadoras más allá de lo que indicaría su nómina, y que queden relegadas a un segundo plano haciendo trabajos tediosos y repetitivos, castigados en destinos insulsos y nada necesarios para la ciudadanía y, sobre todo, cansados y faltos de motivación a lo largo de los años de vivir esa situación repetida. Y al contrario, en puesto de responsabilidad, a los más inútiles pero seguramente, los mejores "lameculos" que el mundillo de la política requiere.

Cádiz
Esto es lo que le ocurre al protagonista de esta novela policíaca, Manuel Bianquetti, un inspector de policía brillante, intuitivo y comprometido, que en algún momento de su carrera comete un error en Madrid (ya se sabe, quien trabaja se suele equivocar, en contra de los que nunca se equivocan porque no hacen nada) y es trasladado a un Cádiz donde aparentemente no pasa nada relevante y menos si es obligatorio que diariamente uno se dedique a labores administrativas. Pero como en todos los lugares donde hay humanos no perfectos, Cádiz no es una excepción y Manuel se encuentra con el asesinato de una chica latina de apenas 16 años y de la acusación del mismo de su novio, con el que había discutido el mismo día de su muerte. No hace falta ser un lince para intuir que Bianquetti se meterá, sin los permisos oportunos, de lleno en la investigación, consciente como es de que está rodeado de inútiles y de intereses políticos y económicos que quieren dar carpetazo al asunto.

Me ha gustado mucho el tesón y la cabezonería de Manuel para evitar que se acuse a un inocente y los pasos que ha ido dando en la investigación, una investigación impecable, que a pesar de ser secreta, se evidencia con cada paso que da porque su propio tamaño va llamando la atención por todo Cádiz. 

A la vez que la investigación de Bianquetti se va desarrollando, el autor nos introduce otra trama, también relacionada con la violencia de género, como es la de Cristina, una mujer que ha comenzado una nueva vida en otra ciudad diferente a la de origen para evitar que su ex-marido la localice y la mate. Una mujer que empieza a dejar de sentir miedo y que comienza a abrirse a los demás en su nuevo trabajo. Me ha encantado la temática de los delitos porque son delitos eternos desde que el hombre es hombre, una lacra que por más modernos y sabios que nos creamos, somos incapaces de erradicar. Unos delitos que el autor trata desde dos enfoques: la violencia en el seno de la pareja en el domicilio familiar y la violencia de género en la calle hacia las mujeres anónimas que se encuentran de repente con el violador o el acosador.

Ambas historias, que caminan separadas y sin aparente relación, acabarán confluyendo en algún momento y de un modo insospechado al inicio. Unas historias que supongo que no acabarán aquí y que, en algún momento, el autor continuará porque los dos personajes tienen la suficiente fuerza para ello.

No había viajado nunca a Cádiz con una novela y me encanta que las tramas de las novelas se vayan moviendo por el mapa de España, precisamente por lo comentado al inicio de la reseña, en cuanto que el delito no es patrimonio de unas ciudades más que de otras y aún amando ciudades como Madrid y Barcelona, me encanta moverme en los últimos años por Valladolid, Vitoria, Mérida, Bilbao, Vigo, etc.

Me ha gustado mucho esta novela policíaca y me ha gustado mucho Manuel Bianquietti, de modo que espero volvérmelo a encontrar más pronto que tarde.


martes, 28 de noviembre de 2017

de Åsa Avdic.


Título: La isla
Autora: Åsa Avdic
Editorial: Roca Editorial, 2017
Páginas: 288

SINOPSIS.

Es el año 2037, y en la pequeña isla de Isola siete personas han sido seleccionadas para participar en un juego mental patrocinado por el estado para reclutar al candidato ideal para un puesto en el servicio de inteligencia de la totalitaria Unión de la Amistad. Uno de estos candidatos es Anna Francis, una burócrata adicta al trabajo con una hija de nueve años a la que rara vez ve y con un secreto a sus espaldas que la atormenta.

En verdad, Anna no es estrictamente una candidata al puesto: de hecho, ella es la prueba en sí misma. Su misión es escenificar su propia muerte y, luego, desde su escondite entre los muros de la casa, observar cómo reaccionan los otros seis candidatos al descubrir que hay un asesino entre ellos y evaluar quién de ellos responde a lo esperado. ¿Quién tomará el control y liderará la situación? ¿Quién se desmoronará por el miedo y la tensión acumulada?

Pero de pronto llega la tormenta, los liderazgos se disuelven, y es entonces cuando empieza el verdadero juego.

Combinando el suspense, los giros inesperados y los juegos psicológicos en un siniestro futuro distópico, Isola evoca un mundo en el que una mujer se ve en la encrucijada de una máxima contradictoria: ¿Podré realmente salvar mi vida haciéndome pasar por muerta?

IMPRESIÓN PERSONAL.

A pesar de que en los últimos años estoy leyendo a más autores españoles de novela negra o, incluso, policíaca, mis comienzos en este género siempre vinieron de la mano de autores y autoras nórdicas. De hecho tuve una temporada que no leía otra cosa y pasaba de uno a otro sin intervalo. 

Las cosas han cambiado mucho y lo cierto es que ahora en mi balance anual leo a más autores patrios que de otros países. No obstante, todos los años si es posible me gusta acercarme a autores nórdicos y éste ha sido el caso de esta autora sueca que se estrena con esta novela.

La isla no es una novela negra. Es una distopía cercana en el tiempo vestida de grandes dosis de intriga y suspense y de un ritmo muy rápido que te obliga a meterte de lleno en la historia y dudar de todos los personajes que aparecen en la misma. Como ya refleja la sinopsis, en el año 2037, los servicios de inteligencia sueco deciden montar un experimento humano para reclutar a un candidato/a idóneo para sus filas. Para ello, simulan escoger a un "conejillo de indias" que debe simular, a su vez, en la isla su muerte para después poder observar la reacción de cada uno de ellos ante ese suceso ficticio. Una trama interesante y llena de incógnitas porque a modo de Cluedo, todos los personajes sospechan de todos y se comportan cada uno de una manera tan extraña que tu cómo lectora también dudas todo el tiempo de que la realidad es tal y como parece en su planteamiento inicial. De hecho, el que la historia esté contada desde diferentes ópticas, por personajes distintos, te hace dudar de la realidad inicial que oficialmente le han contado a todos. Por eso, es también un Thriller psicológico que me ha traído a la memoria uno de las novelas de Thilliez, Paranoia, no sólo por esa situación de aislamiento que tienen los personajes, sino porque la trama te obliga a dudar de todos y te mantiene todo el tiempo en tensión, aunque he de reconocer que entre Thilliez y el enfoque de esta autora, me quedo con Thilliez sin ninguna duda.

Y lo digo porque hay muchas cuestiones en esta historia que se quedan sin contar y otras, mientras ocurren los hechos no las "he pillado", y sólo al final cuando se producen una serie de interrogatorios a los participantes, he conseguido ver la luz de muchas de las dudas que me iba generando la trama. Si la autora no me pone esos interrogatorios aclaratorios, me hubiera quedado con la boca abierta y la interrogación gigante encima de mi cabeza.

El personaje femenino principal es Anna Francis, una mujer con un pasado reciente bastante traumático y misterioso que se nos va desvelando poco a poco a lo largo de la novela, aunque no de forma muy clara, dejándonos una sombra de duda todo el tiempo sobre su personalidad real. También resulta muy relevante Henry, supuestamente amigo de Anna, que también nos va contando retazos de lo que va pasando en La isla desde su punto de vista, y del que también dudaremos, al desconocer sus verdaderas intenciones o su verdadero papel en el juego que alguien ha diseñado para todos los participantes. Entre ambos comienza una historia de amor que bajo mi punto de vista podría haber dado mucho mas juego en la historia y hubiera podido servir de apoyo al resto de incógnitas que se suscitan.

Me ha gustado bastante la ambientación, no sólo de lo que es Suecia en ese año de 2037, una especie de protectorado que forma parte de la llamada Unión de la Amistad, un nombre demasiado bucólico para ser verdad, en mi opinión, sino el escenario de la casa y la isla donde se desarrollan los hechos. La casa es realmente impresionante ya que tiene plataformas y habitaciones ocultas desde donde se puede observar y escuchar todo lo que acontece en el resto de las dependencias, precisamente preparada para el objetivo del experimento que se está llevando a cabo.

En conclusión, La isla es una novela de lectura sencilla y rápida, montada sobre una trama muy interesante de inicio y un desarrollo que me ha resultado dificultoso a pesar de atraparme desde el principio, pero realmente no ha sido hasta el final, mediante una serie de interrogatorios, que he conseguido despejar una gran cantidad de dudas que el desarrollo de la historia no me iba aclarando bien. Aún así, creo que me han quedado algunas cuestiones por desvelar y han quedado cosas por contar, con lo cual supongo que habrá una continuación o algo similar en el futuro.

¿Me ha gustado? Si... pero esperaba mucho más de esta historia. Igual en la siguiente entrega...




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...