viernes, 24 de febrero de 2017

de Carlos Soto Femenía.


Título: El carbonero.
Autor: Carlos Soto Femenía
Editorial: Destino, 2016
Páginas: 288

Sinopsis.

En un pequeño y tranquilo pueblo de la Mallorca rural, a los pies de la Sierra de Tramontana, Marc y su padre pasan meses entre pinos y encinas, en absoluta soledad, con la única compañía del otro. Rodeados por el silencio y la belleza de la montaña, viven atentos al constante proceso de la quema de las encinas, sacrificando el sueño y otras necesidades en una especie de vigilia sin fin. Así es la vida del carbonero: una existencia a medio camino entre la realidad y la ensoñación.

Pero ese remanso de paz queda truncado el día que la muerte irrumpe, inesperada y brutal, en las vidas de Marc y su padre, arrebatándoles de manera violenta a uno la madre y al otro la mujer.

Con una voz serena, por contraste con las angustias que explica, Soto Femenía se erige como un sólido narrador. Su tranquilidad sostiene un relato crudo y violento en el que nos encontramos con un protagonista que tendrá que afrontar el dolor por la muerte demasiado temprana, y, después, la sed de venganza al alcanzar la madurez y tomar consciencia de que la tragedia y la injusticia vital se sirven de todos nosotros sin preguntar.

Estamos sin duda ante una nueva vuelta de tuerca dentro de la narrativa del más alto nivel: un drama rural con fondo criminal que calará en lo más hondo del ánimo del lector gracias a la minuciosidad y delicadeza de una historia enmarcada en un entorno y un paisaje únicos.

Impresión personal.

Hace unos años me enamoró el libro de Jesús Carrasco "Intemperie" y me enamoró por lo mismo que me ha enamorado esta entrega de Carlos Soto, por esa fotografía a la vez desgarrada y serena que ambos autores dibujan de un entorno rural en estado puro, una comunión perfecta entre el hombre y la naturaleza donde no hacen falta las palabras y los silencios son el lenguaje más claro en un entorno donde las leyes no están escritas en códigos legales sino en la fuerza de la práctica y la costumbre. Alguien podrá pensar que es la "Ley de la selva" y se equivoca. Esa Ley es la que regula el mundo de las ciudades y cuanto más grande la ciudad más selva, en el sentido que entienden los urbanitas lo que es una selva. En realidad, el medio rural se suele regular por una ley armónica llevada por el sentido común que suele tener la tradición y el uso continuado de ella. Y lo que a cualquiera puede asombrar, producir rechazo por la dureza de los hechos, los silencios están llenos de comprensión y obviedad para los que viven y sobreviven en ese entorno. No es que con ello yo esté justificando lo que ocurre en el novela, no. Pero sí que en el ámbito donde acontecen los hechos, el comportamiento humano se asemeja mucho al orden natural y cuando ese orden se altera, son los propios del lugar los que lo restablecen de forma autónoma. al margen de las autoridades.

El carbonero es una novela que se lee de una sentada, y lo digo, no por sus dimensiones, si no porque una vez que se empieza se es incapaz de abandonar. Tanto la historia como la manera de escribir del autor te atrapa de manera irremediable y resulta un poco absurdo resistirse a su embrujo. Es una novela dura, durísima, por su realismo y porque duro es el entorno en el que conviven sus protagonistas principales. Una novela donde suceden hechos atroces, hechos que todo el mundo calla pretendiendo que ese silencio cómplice de todo un pueblo, acabará por enterrar el asesinato de una mujer, la madre de Marc y la mujer del carbonero del lugar a manos de no sé sabe quien o quienes y cuyos motivos se esconden a los ojos del entonces niño y de su marido. Pero ellos nunca olvidan. El padre y marido, vive después de siete años, sumido en un silencio perpetuo que sólo el hijo sabe interpretar y entender. Un silencio que esconde una manera de pensar y de entender su vida con la naturaleza tan sólo como si de un animal más se tratara. Trabaja de carbonero, come y organiza su vida en función de la necesidades que sólo su cuerpo necesita para seguir viviendo. La naturaleza, las estrellas, el fuego y el silencio llenan todo su mundo desde la muerte de su mujer pero su contenido es tan profundo y tan lleno de significado que impregna y llena toda la novela.

Por otro lado, Marc, el hijo del carbonero y la mujer asesinada, vive en un estado de furia interna que apenas se deja entrever en sus pensamientos. Es una furia contenida que espera salir en cualquier momento hacia afuera hasta terminar de acallar ese dolor que se implantó en su mente y en su corazón hace ya siete años en que alguien decidió arrebatarle lo más importante que tenía. Junto a ellos, sus vecinos más cercanos son Aina y Arnau, los hijos de buhonero, dos personajes cuya mayor ambición es salir del lugar, escapar de un medio que no les devuelve nada bueno y que los mantiene inmóviles en el tiempo, como suspendidos, mientras tienen que asumir las múltiples deudas que va contrayendo su padre. Unos personajes llenos de realismo, de una realidad rural de la más dura. Nada de idílicos pasajes dedicados a paisajes, costumbres y tradiciones; nada de bucólicos personajes que disfrutan de una naturaleza amigable y feliz. No, no todo es bucólico e idílico en el medio rural como cuando aparecen turistas a visitarlo como si sus gentes vivieran en el paraíso. Carlos Soto nos dibuja el medio tal cual es, duro y contundente, un medio al que hay que domar día a día, muchas veces sin dormir como el carbonero, para que la naturaleza no retome su lugar y le saquemos algún beneficio.

No me quiero extender más en esta reseña. No le hace falta. Es una novela que no debéis perderos. Una novela llena de silencios que expresan todo en un mundo donde nadie escucha; un canto a la fuerza de la naturaleza, la humana y su hermanamiento con el orden natural de las cosas; un intento de encontrar la paz a través de la venganza y la espera por parte de todos, los heridos y los criminales, a que ese orden tarde o temprano se restablezca. Leedla!!!!


miércoles, 22 de febrero de 2017

de Blanca Aparicio Vinsonneau.


Título: La isla del coco
Autora: Bianca Aparicio Vinsonneau
Editorial: Círculo Rojo, 2016
Páginas: 438.

Sinopsis.

Amparado por las sombras de la noche, el mayor tesoro de la Corona española abandona las costas del Perú escondido en las entrañas de un navío mercante bajo la amenaza de la pérdida del virreinato. Es, sin duda, una carga demasiado tentadora para el capitán William Thompson. Con las manos manchadas de sangre, huye hasta la isla del Coco para ocultar el gran Tesoro de Lima. Lo que debía haberle traído riqueza y fortuna, acaba resultando ser una maldición que le aleja de su hogar y le lleva a perder a sus seres queridos. 

Tras su muerte, tan solo su hija sabe de la extraña historia de una lejana isla deshabitada, en cuyas profundidades se oculta un inmenso tesoro. Acompañados de un diminuto plano dibujado por la temblorosa mano de su padre, Clara y su esposo August deciden iniciar un viaje cargado de esperanzas. No imaginan que, tras el brillo del oro español, no hay más que oscuridad.

Una magnífica novela histórica que transcurre durante el siglo XIX, recorriendo lugares tan fascinantes como Lima (Perú), Kona (Hawái) y la isla del Coco (Costa Rica), para desvelarnos la magnitud de los anhelos y temores de los hombres.

Impresión personal.

Siempre he dicho que si tuviera que emigrar desde España a un país extranjero, me decantaría por Costa Rica, un país que he visitado y del que disfrute tanto que todavía se me hace la boca agua al pensar en sus frutas, sabrosas y exuberantes, su selva incontrolable llena de animales coloridos, su volcanes, muchos de ellos en activo, calentando el agua de muchos ríos para deleite de nuestros cuerpos. En fin, un paraíso natural lleno de gentes amables cuyo lema difundido por todos lados es "Pura Vida". Y Pura vida es lo que Bianca nos muestra en esta novela en su tercera parte cuando nos lleva de la mano de algunos de sus personajes a La isla del Coco, una isla salvaje que el hombre pretende dominar y que la isla expulsa sin rencor pero de forma contundente negándose a ser colonizada. Y encima por un grupo de alemanes colonialistas que huyen del frío alemán y pretenden sacarle partido a una naturaleza y a un clima que desconocen. Porque todo sea dicho, los costarricenses han sacado buen provecho a su terreno y a su clima tropical para deleite de muchos europeos en cuanto a plantas, frutas, café, etc. Lo que en nuestros remilgados países crece en un tiesto de maceta que hay que proteger, en Costa Rica y en La isla del coco, crece de forma salvaje y ha de ser controlado para que no te invada.

Ya sé que he empezado esta reseña por el final pero no he podido resistirme a comentaros una parte de la novela que me ha llamado especialmente la atención, lo cual no quiere decir que se la vaya a llamar al resto de lectores porque yo ya parto con la ventaja de la experiencia real con el país al que pertenece la isla.

Sin embargo, desde el punto de vista de la trama es la parte que menos me ha gustado de la novela y tampoco los personajes me han llamado especialmente, incluso diría que no he entendido su comportamiento y un cambio tan asombroso de manera de pensar, sobre todo, en el caso de Clara, una superviviente nata desde su más tierna infancia, que acaba sucumbiendo a los intereses y deseos de su marido a pesar de su carácter independiente y luchador, algo que había mantenido desde su aparición como principal en la novela.

La isla del Coco es una novela con una trama heterogénea que comienza con el robo del tesoro de Lima a los españoles (o sea, oro robado previamente a los indígenas) por parte de William Tompson, un capitán de barco, aparentemente honrado hasta el momento y que de la noche a la mañana al conocer la cantidad de oro que transporta, se convierte en un asesino sin escrúpulos para conseguirlo y robarlo. La verdad es que este cambio tan repentino de personalidad es una de las cuestiones que ha provocado que este personaje, que es el principal, no me ha haya enganchado durante la lectura de la novela. No me refiero a que censure su comportamiento, sino que no he conseguido entender un cambio tan repentino de la personalidad de un personaje, tan imprevisible que ya el resto de la novela no sabía que esperar de él. Sin embargo, en la segunda parte me he topado con dos personajes en Kona (Hawai) que me han gustado muchísimo. Me refiero a la pareja que forman el viejo Orlando y la madama Guadalupe, dos personajes entrañables, con una relación de pareja curiosa y un corazón gigantesco, que con mucha paciencia intentan que William reconduzca su vida en ese lugar.

La Isla del Coco, igual que su trama, es una novela que tiene una parte de aventura con una parte histórica. Pero también podríamos encuadrarla como novela landscape en algún sentido y hasta como saga familiar en lo que concierne a William y Clara. Supongo que en cada lector pesará más un factor que otro. Estupendamente escrita por la autora, con una lenguaje muy claro y preciso y unas descripciones que te dibujan en la mente a la perfección donde estás en cada momento sin resultar cargante o aburrido.

En definitiva, si eres amante de las novelas de aventuras basadas en hechos históricos reales esta novela te gustará con seguridad y lo mismo si tu interés está en novelas landscape o de paisajes. Una lectura entretenida.


lunes, 20 de febrero de 2017



La verdad es que esta semana que entra sigo leyendo los mismos libros que la semana anterior. Apenas he tenido tiempo de leer y cuando lo he hecho me lo he tomado con mucha calma porque el libro de Delphine de Vigan, Nada se opone a la noche, bien lo merece. Lástima que me queda nada para terminarlo!!

Así que está semana continuaré con Los amores perdidos de Miguel de León, otrO libro para degustar a sorbos pequeños y lentos y comenzaré a leer junto a otras blogueras en una Lectura Conjunta, El baile de las luciérnagas de Kristin Hannah, una lectura de la que espero mucho porque el anterior libro de la autora fue una de mis mejores lecturas del año pasado.



También, esa horita al día en que hago deporte al lado de Guadiana, que no es poco, iré escuchando El murmullo de las abejas de Sofía Segovia, una novela familiar muy recomendada en la blogosfera.

SORTEOS.




Monica del blog Serendipia sortea un ejemplar de El aviso de los cuervos de Raquel Villaamil.








miércoles, 15 de febrero de 2017

de Eva García Saénz de Urturi.


Título: El silencio de la ciudad blanca
Autora: Eva garcía Saénz de Urturi.
Editorial: Planeta, 2016
Páginas: 480.

Sinopsis.

Tasio Ortiz de Zárate, el brillante arqueólogo condenado por los extraños asesinatos que aterrorizaron la tranquila ciudad de Vitoria hace dos décadas, está a punto de salir de prisión en su primer permiso cuando los crímenes se reanudan de nuevo: en la emblemática Catedral Vieja de Vitoria, una pareja de veinte años aparece desnuda y muerta por picaduras de abeja en la garganta. Poco después, otra pareja de veinticinco años es asesinada en la Casa del Cordón, un conocido edificio medieval.

El joven inspector Unai López de Ayala —alias Kraken—, experto en perfiles criminales, está obsesionado con prevenir los crímenes antes de que ocurran, una tragedia personal aún fresca no le permite encarar el caso como uno más. 

Sus métodos poco ortodoxos enervan a su jefa, Alba, la subcomisaria con la que mantiene una ambigua relación marcada por los crímenes… El tiempo corre en su contra y la amenaza acecha en cualquier rincón de la ciudad. ¿Quién será el siguiente?

Una novela negra absorbente que se mueve entre la mitología y las leyendas de Álava, la arqueología, los secretos de familia y la psicología criminal. Un noir elegante y complejo que demuestra cómo los errores del pasado pueden influir en el presente.

Impresión personal.


Todavía no sé porque no he visitado Vitoria y después de leer este libro, ya estoy tardando en corregir el error. Mira que siempre la tenido como una ciudad ejemplar por haber sido Capital Verde Europea en 2012 y como un modelo de ciudad en el que la bicicleta y los transportes sostenibles son muy importantes. Pero en todos mis viajes al País Vasco, que no han sido pocos, siempre me centrado en San Sebastian y en Bilbao. Desde luego, después de leer este libro, esta ciudad se ha convertido en uno de mis objetivos a visitar más prioritarios en periodo vacacional.

Y no sólo me ha llamado la atención el desarrollo de la acción en la ciudad de Vitoria y Vitoria en sí misma, como si de un personaje más se tratara, sino que esta novela llama su atención y te atrapa en su tela de araña a través de una trama enrevesada que se arrastra desde el pasado y unos personajes dignos de una novela coral donde los errores familiares pasan a ser protagonistas de primer orden. En realidad, todos los personajes  son lo que son por sus vivencias en el entorno familiar: Unai, respecto de su abuelo y su hermano o respecto al trágico fin de su matrimonio; los gemelos Ortiz de Zarate respecto de las acciones de sus padres; Alba en relación con su matrimonio; Estibaliz y su hermano respecto del pasado de ambos y todo ello bien engarzado por la historia de una ciudad en la que lo pasado rezuma en cada pared de su casco histórico y en cada uno de los pequeños municipios de su entorno, llenos de leyendas populares que aún se comentan y se temen.

El libro comienza quitándote el "hipo" de golpe con nuestro protagonista, Unai/Kraken en una cama de hospital en estado de coma y desde esa cama nos va desgranando la historia a la vez que piensas ¿para qué me voy a dejar encandilar por este personaje tan de mi estilo si a lo mejor palma al final del libro? Y es que yo (¿para que lo voy a negar?) me encandilo con determinados modelos de policías/investigadores y les soy fiel hasta que aparece otro para incorporar a mi lista. Y Kraken me ha tenido en vilo toda la novela porque no era capaz de perder de vista ese inicio tan desastroso y el desconocimiento de su final que me ha mantenido contenida sentimentalmente hablando. En su letargo Unai nos va contando en primera persona los acontecimientos que se producen en Vitoria en torno a unos asesinatos cuyos inicios se remontan a su infancia cuando comenzaron a aparecer en lugares emblemáticos e históricos de la capital alavesa, los cadáveres de parejas (hombre-mujer) con edades diferenciadas por cinco años en cada ocasión (0, 5, 10, 15 años), acariciándose la mejilla, apellidos complejos y aparentemente nada que ver entre uno y otro que los pueda relacionar más allá de estas coincidencias. Los asesinatos vuelven a sucederse con la misma estructura al margen de otros que parecieran más de venganza o castigo hacia los propios investigadores.

Una trama muy compleja y enrevesada y cuya investigación, llevada a cabo por Unai y Estibaliz, junto a su jefa Alba avanza muy lentamente de forma muy dificultosa, a veces totalmente desviada de otras pistas que la autora va dejando por el camino y que engancha de manera muy acertada para llevarnos al resultado final. Un final sorprendente para nosotros y para quienes investigan, bien armado y totalmente coherente con los acontecimientos presentes y pasados. La novela se desarrolla en dos momentos temporales: por un lado, el momento actual en el que se precipitan los nuevos asesinatos en plenas fiestas de la localidad y, por otra parte, hacia los años 70 en que conocemos a Blanca Díaz de Antoñana, casada con un hombre que la maltrata  y de cuyo maltrato sólo es testigo el Doctor Urbina que es quien la atiende y la apoya. Una historia del pasado conmovedora, injusta y dura que te remueve y que acaba enganchando en su momento con la del presente.

Ruinas de Ochate
Al margen de estas características dignas de mención, me han cautivado los personajes, todos ellos. Desde el abuelo de Unai (yo quiero un abuelo como ese), sabio, comprensivo, paciente y comprometido con los suyos hasta el límite, hasta Matusalem, el hacker que colabora con Tasio y con Unai. Y por importancia en la novela, evidentemente Unai/Kraken, al que espero ver en más novelas como protagonista, un policía/investigador experto en perfiles asesinos que pretende adelantarse a los crímenes y que reconoce en todo momento que se enfrenta a un asesino mucho más listo que él; los gemelos Ortiz de Zarate con un pasado que los arrastra desde hace años al presente que están viviendo, en especial Tasio, en la cárcel durante veinte años por los crímenes del dólmen acontecidos hace años. Alba y Estibaliz, jefa y compañera de trabajo respectivamente de Unai, piezas fundamentales en la trama que se intenta desentrañar. Y otros personajes que acompañan a Unai en su investigación y en su vida privada y que inciden cada uno a su manera en el desenlace final de la novela.

En resumen, si ya me gustaba esta autora cuando ley su primera entrega de la Saga de los Longevos, con esta nueva novela me ha terminado de cautivar. Una novela negra mezclada con tintes muy históricos que introduce una trama y unos personajes a los que no se les puede sacar punta por ningún lado. Una ciudad, Vitoria,  que te invita en cada esquina, cada taberna, cada leyenda a visitarla y caminar o "correr" de la mano de Unai/Kraken. De su mano he ido en esta novela. Me queda pendiente recorrer sus rutas sobre el terreno real.


martes, 14 de febrero de 2017


Bueno pues otro año tenemos a Laky del blog Libros que hay que leer convocando del mes dedicado a los libros que tiene alguna historia familiar, ya sea una saga completa de varias generaciones, bien sea de una sola generación. Lo importante es que, en sentido amplio, una familia sea el centro de la historia que se cuenta.

Como las sagas familiares es uno de los tipos de novela que más me gustan, me apunto de nuevo a este mes temático. Tengo varios libros pendientes de lectura en la estantería que cumplen con este requisito pero uno de los que quiero leer con seguridad es El hilo azul de Anne Tyler y Diamante Azul de Care Santos.

Os animáis??


lunes, 13 de febrero de 2017



El sábado he comenzado a leer Nada se opone a la noche de Delphine de Vigan. Llevo poco adelantado pero está claro que la historia promete removerme bien hondo. Ya os contaré.

También empiezo a leer Los amores perdidos de Miguel de León, un libro que me tocó recientemente en un sorteo y que no quiero demorar más porque le tengo ganas desde hace tiempo.



SORTEOS.



Albanta del blog Adivina quien lee sortea dos ejemplares de Viaje al centro de mis mujeres de Alicia Domínguez.







Eyra celebra sus 200 seguidores con un estupendo sorteo de tres libros.






Mari Ángeles del blog Bookenado con MAngeles celebra sus 400 seguidores con un estupendo sorteo de tres libros con una pinta que quita el hipo.






Manuela de Entre mis libros y yo, Teresa de Leyendo en el bus, Pedro de El búho entre libros y Concha y Bea de De Lector a lector sortean cuatro ejemplares de Media Vida de Care Santos.







Laky del blog Libros que hay que leer sortea un ejemplar de Una vista del puerto de Elizabeth Taylor.








miércoles, 8 de febrero de 2017

 de Daniel Silva.


Título: El espía inglés.
Autor: Daniel Silva
Editorial: Harpercollins, 2016
Páginas: 464.

Sinopsis.

Ella es un icono de la familia real británica, amada por su belleza y su labor humanitaria y detestada por su exmarido y su exsuegra, la reina de Inglaterra. Cuando estalla una bomba a bordo del yate donde pasa sus vacaciones, los servicios de inteligencia británicos recurren a un extranjero, el legendario espía y asesino profesional Gabriel Allon, para seguir la pista del autor material del atentado.

El objetivo de Gabriel es Eamon Quinn, experto en fabricación de explosivos y sicario al servicio del mejor postor. Quinn es un hombre esquivo, un habitante de las sombras («un susurro en una capilla en penumbra, un hilo suelto en el borde de una prenda desechada»), pero por suerte Gabriel no parte solo en su persecución. Cuenta con la ayuda del británico Christopher Keller, un exmilitar de élite convertido en asesino profesional que conoce de primera mano la mortífera eficacia de Quinn.

Impresión personal.

En general, me gustan mucho las novelas de espionaje; más que las películas protagonizadas por espías en las que me suelo perder ante tantos personajes y la rapidez de la acción. En las novelas de espías no es que no haya bastantes personajes. Los hay pero la diferencia es que el ritmo de lectura lo marco yo y por eso consigo disfrutarlas mucho, unido a ello que las tramas de espías habitualmente tiene siempre mucho que ver con todo el entramado político de los países afectados en la época que sea y para mi eso es un valor añadido.

Esta es la primera novela que leo de este autor y, a pesar de su fama y la cantidad de libros publicados, yo no lo conocía y hasta llegué a pensar que era un escritor español. Craso error porque Daniel Silva es estadounidense y su nombre, tan latino, se lo debe a los orígenes portugueses de su familia. Además la novela que hoy os traigo forma parte de una serie que protagoniza Gabriel Allon y es la decimoquinta de la serie, aunque ya os digo que se lee sin ningún problema sin haber leído las anteriores.

La novela empieza con un hecho sorprendente y diría que, atrevido. Una princesa inglesa, humanitaria, querida por el pueblo, separada de su "principe" y odiada por la mismísima reina de Inglaterra (¿os suena?) es asesinada en un barco con todas las personas que van en el mismo ya que el asesino hace explotar el barco al completo. Evidentemente, todos nos vamos a pensar en que la princesa asesinada mediante tan brutal complot es Lady Di y su asesino se identifica como Eamon Quinn, un asesino a sueldo del mejor postor, una sombra a la que nadie es capaz nunca de echar el guante, escurridizo, mortal y sin ningún tipo de escrúpulos.

El MI6, Servicio de Espionaje británico, a través de Graham Seymour y Amanda Wallace (MI5) contactan con Gabriel Allon, espía israelí y experto en arte y con Christopher Keller, amigo de Allon que desertó de las fuerzas de élite del Ejército Británico y que se ha dado por muerto (el espía inglés). Con ellos dos visitaremos ciudades como Londres, Lisboa, Viena o Dublín y en el caso que les ocupa están implicados países como Rusia, Inglaterra, Israel, Irán y EEUU.

Me han encantado los dos personajes principales, Allon y Keller, dos "bichos" que se conocen perfectamente y cuyos diálogos son rápidos e inteligentes. Son de esas personas que se entienden con sólo mirarse, con frases cortas y contundentes y con un esquema organizativo muy similar. Espías infalibles, inteligentes y capaces de encontrar las raíces más profundas del caso que les ocupa y las diferentes ramificaciones internacionales que tiene. Además son leales entre ellos y leales a su causa en un tipo de novela donde las traiciones son de lo más habitual. Por contra, el enemigo tan buscado, Eamon Quinn es desleal por naturaleza. Un personaje entrenado como espía y como terrorista, experto en armas letales y en atentados terroristas donde no le importan en absoluto los daños colaterales, aunque sean mujeres y niños con tal de conseguir su objetivo. En la actualidad no es más que un miserable asesino a sueldo que no duda en matar a quien se ponga por delante o le estorbe para cumplir el trabajo encargado. Implacable, sin alma y con unas habilidades letales dignas de tener en cuenta por los mejores profesionales.

Y me ha encantado la trama y el ritmo de la novela. Una trama perfectamente entretejida que comienza con el asesinato de la princesa de Inglaterra y que deriva en un mundo de complots y venganzas que te sorprenden porque nunca las hubieras imaginado. Y el ritmo es como solemos decir los lectores, trepidante por no llamarlo vertiginoso. Una caza donde no hay descanso ni tiempo para disfrutar de paisajes o ciudades, sino sólo de realizar las acciones básicas de supervivencia como comer y dormir, y a veces ni eso. Un thriller en toda regla que te mantiene pegado a sus páginas hasta su resolución y la aclaración de todo un entramado de hechos que pueden parecer sin relación alguna.

Me ha encantado esta novela y me ha gustado muchísimo como escribe este autor, por no decir que el personaje principal, Gabriel Allon me ha encandilado tanto que me encantaría leer más sobre él, sobre su pasado y sobre su evolución. Otra serie más a mis pendientes!!!


lunes, 6 de febrero de 2017

de James Patterson.


Título: La hora de la araña
Autor: James Patterson
Editorial: Duomo, 2017
Páginas: 544.

Sinopsis.

Gary quiere sembrar el terror en la ciudad. Desea cometer el crimen del siglo. Alex, brillante detective y psicólogo que sabe entrar en la mente de los asesinos en serie, intentará detenerlo. ¿Lo logrará? La hora de la araña ya ha llegado. 

Maggie Rose, la hija de una famosa actriz de Hollywood, ha sido secuestrada. También el hijo del secretario del Tesoro. La vida de ambos pende de un hilo y no hay tiempo que perder. Están en manos de Gary Sonejil, un asesino en serie que desea ser el centro de atención y que desde hace años tiene un objetivo: cometer el crimen del siglo. 

Alex Cross es un sagaz detective de la Brigada de Homicidios y también psicólogo. Vive y trabaja en Washington. Es un tipo duro, que ha crecido en la calle y a quien le encanta su trabajo, pero, por encima de todo, adora a sus dos hijos. Hará todo lo posible para impedir los planes de Gary, aunque entrar en la mente de un psicópata no será su único reto. Escondido entre los hilos de la tela de la araña, le espera algo mucho más terrorífico, algo que acecha su vida y la de su familia.

Impresión personal.

Ésta es la segunda novela que leo de este personaje creado por James Patterson y ambas lecturas tienen mucho en común. Por un lado, la forma de escribir del autor, una manera clara y muy sencilla de exponer lo que va pasando, muy visual, tanto que son de ese tipo de novelas que son fácilmente trasladables a la gran pantalla y que seguro que dan mucho juego en la misma por su entramado y por los personajes que se identifican, especialmente su protagonista. James Patterson es muy claro y cercano y, sobre todo, muy entretenido y sin complicación alguna, con unos personajes agradables y sencillos hasta en el sufrimiento y unos malos muy malos, muy psicópatas, de esos que te ponen los pelos de punta y que te hacen desear durante toda la lectura que tu "héroe" tenga éxito. Por otro lado, las dos novelas forman, como dice el título de ésta, un entramado de casos y hechos aparentemente desconectados que al final se entrelazan como una tela de araña y lo que aparentemente no tiene importancia o se abandona, vuelve con posterioridad a cobrar la relevancia que requiere en el caso principal.


La novela comienza con un hecho aterrador, de esos que te hace preguntarte a ti misma ¿cómo puede haber tanta maldad en un "hombre"? Y eso siempre nos ocurre cuando los maltratados, los secuestrados, los asesinados son niños y mayor dolor y espanto mientras mas pequeños son los niños. Y algunos de los hechos que va relatando esta novela espantan, alarman y duelen porque son niños de muy corta edad los que sufren las maldades del protagonista principal, Gari Soneji, un psicópata con excesivos aires de grandeza y unas dotes especiales para la interpretación teatral a costa de ensayarlo durante toda su vida. Es tan bueno en esto que hasta te hace dudar de sus intenciones cuando está preso y de si está cuerdo o totalmente loco. Gari Soneji, el mal por el mal. Toda una vida dedicada a hacer el mayor daño posible, producir el mayor dolor a costa de los más débiles tan sólo para ser el hombre de peor calaña de la tierra y ganar un espacio en el mundo de la fama. En la otra parte, Alex Cross, todo un antihéroe con una vida normal, familiar, sentimental capaz de querer y amar y de ser amado por los suyos y con la necesidad de volver a amar porque lleva viudo ya más de tres años. Tiene dos hijos pequeños a los que adora y con quienes pasa ratos muy entrañables y una abuela, Nana Mama, que es quien lo ha criado, una sabia a la que da gusto escuchar, cabal y sentenciosa además de acertada. Policía de vocación a la vez que psicólogo criminal, comprometido con los de su raza porque, incluso en ciudades como Washington, se producen grandes desigualdades raciales de tal manera que ser negro y humilde marca la diferencia a la hora de que la policía se preocupe de la resolución de unos casos en contra de la desatención de otros si hay población de color afectada en la parte de las víctimas. Algo, por cierto, bastante habitual si estamos pendientes de las noticias de los telediarios en la actualidad. Resuta bastante agradable ir de la mano de Alex Cross a la hora de investigar un caso y eso que a veces diría que es un personaje excesivamente inocente.

En esta novela también destaca Jezzie Flanagan, de la policía secreta, una mujer blanca que se unirá a Alex Cross a la hora de investigar el caso ya que era la encargada de supervisar a las víctimas secuestradas por Gari Soneji. Una protagonista que junto a Alex protagonizará una historia de amor curiosa entre un hombre negro y una mujer blanca, algo nada asumido por la sociedad del momento.

La ambientación de toda la novela está bien definida de tal modo que podemos visualizar muy bien los diferentes barrios en que se mueven los personajes, los más pobres llenos de población de color y los que se refieren a la población blanca y pudiente, así como otra serie de escenarios más relacionados con la propia vida de Alex Cross como su domicilio, sus lugares de ocio, el comedor donde trabaja de voluntario, etc.

En resumen, una novela muy ágil y muy entretenida que se lee con rapidez por su preciso y claro lenguaje y la rapidez de los acontecimientos bien definida a través de capítulos muy cortos, lo cual le imprime un gran dinamismo a toda la novela.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...